¿Es posible programar sin pantallas? ¿Se puede aplicar el método Montessori a la robótica? ¡La respuesta a las dos preguntas es Sí! Descubre a Cubetto y convéncete del robot que más de 20 mil profesores y padres de de 90 países utilizan en todo el mundo.

Tras ser pionera en la distribución de Dash & Dot en el ámbito escolar, ahora Vicens Vives vuelve apostar por la robótica educativa con Cubetto, enfocado en enseñar a niños y niñas a partir de 3 años las bases de la programación de forma lúdica y mediante el juego sensorial.

  • Programación sin pantallas

La programación sin pantallas es una de las principales características que definen a Cubetto pero, ¿cómo se consigue?

A través de piezas manipulables que representan diferentes acciones, los niños pueden crear y ejecutar programas combinando las funciones propias de cada una de ellas en una interfaz física diseñada específicamente para niños y niñas de entre tres y seis años. Las fichas colocadas en el tablero suponen una representación física de la programación.

Cubetto está inspirado en el método Montessori y diseñado para los más pequeños, los que todavía no saben leer ni escribir.

  • ¿Qué competencias se pueden aprender con Cubetto?

Programación pero no solo programación. Además de aprender jugando diversos conceptos básicos de programación, con Cubetto también se pueden desarrollar otras aptitudes y competencias básicas en el desarrollo.

Programación:

  • Algoritmos: los algoritmos son conjuntos de instrucciones que forman un programa; las fichas de Cubetto representan instrucciones y la combinación de estas instrucciones es la que crea el programa.
  • Cola de programación: la ejecución de instrucciones en un orden fijo también se refleja en el posicionamiento en fila de las fichas.
  • Depuración o corrección de errores: si alguna instrucción es incorrecta el cambio de fichas nos conduce a la solución.
  • Recursión: con las fichas se pueden crear “paquetes” de acciones y ejecutarla con la ficha azul en el lugar correspondiente de la cola de programación.
  • Comunicación: escuchar, interactuar, responder, crear historias, responder preguntas, entender, explicar… ¡La comunicación es imprescindible con Cubetto!

Ejercicio físico: el movimiento es inherente al juego. Además de coordinar movimientos, se tienen que colocar tanto obstáculos como fichas en la interfaz física.

Competencia socio emocional: hay que trabajar en equipo para que Cubetto ejecute las órdenes. Además, se gana en confianza con unas actividades motivadoras que eliminan los resultados erróneos.

Matemáticas: implícita a la programación de Cubetto está la solución de problemas que implican duplicar, dividir, identificar patrones, distancias tiempos, etc.

Lógica: ¿Qué pasa si añado esta ficha? ¿Y si quito esta otra? La solución de problemas para hacer llegar a Cubetto de un sitio a otro también obliga a aplicar la lógica.

¡Conoce a Cubetto y todas sus posibilidades y descubre una manera lúdica de aprender programación en la que el juego sensorial es el protagonista!

 

Compartir:
FacebookTwitterGoogle+LinkedIn

Sin Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *