Si todavía no conoces a Cubetto, ¡no dudes en echarle un vistazo a este robot educativo tan simpático, pensado para la etapa de educación infantil! Anímate a utilizarlo en el aula para enseñar los elementos más básicos de la programación, a la vez que introduces contenidos del currículum escolar.

Te presentamos una actividad genial para aprender a contar desarrollando el pensamiento computacional, creando una pequeña secuencia de programación.

Preparación de la actividad

La actividad va dirigida a los alumnos de 4 y 5 años para trabajar el medio físico: los elementos, las relaciones y las medidas con Cubetto. Para ello, el material necesario será una hoja grande (DIN-A1 o un papel enrollado), un rotulador grueso, cinta adhesiva y el mapa de tela.

  • Pega un rotulador a la espalda de nuestro simpático robot con cinta adhesiva para que, cuando se mueva, dibuje. ¡Algo que sorprenderá a los niños y niñas!
  • Deja preparado un algoritmo en el tablero, es decir una secuencia de programación que dibuje el número 1.

Presentación del reto

Ya sabemos que para llamar la atención  y crear cierta expectación es necesario crear una situación curiosa y llamativa. Por ello te sugerimos:

  1. Sienta a los alumnos en círculo y coloca a Cubetto en el centro, sobre una hoja de papel grande.
  2. Antes de empezar a programar, vamos a repasar los números. ¿Cuántos cuadrados verdes hay en el mapa de tela? Contarlos todos juntos y haz lo mismo con los amarillos y con los azules.
  3. Explica que Cubetto lleva un rotulador para que podamos dibujar. ¡Aquí puedes poner en funcionamiento tu creatividad e inventar alguna historia de porque Cubetto puede pintar!
  4. Enseña el tablero con la secuencia de programación, previamente preparada, a los niños y niñas y pregunta: ¿podéis predecir qué dibujará Cubetto?
  5. Pide algún voluntario o voluntaria que pulse el botón de acción para comprobar el dibujo que ha realizado Cubetto y verificar si han acertado su predicción. Puede seguirse el mismo proceso con otros números.

Actividades

¡Ahora, vamos a por las actividades! Te proponemos algunas que puedes utilizar para trabajar los números. ¡Si ves que tus alumnos están dispersos, emplea estas actividades en otra sesión!

  • Dibujar números. Con tu ayuda puedes proponer dibujar en la pizarra los números del 1 al 5 o del 1 al 10 sólo trazando líneas rectas, de forma que luego se pueda programar con Cubetto. A continuación, comenta con tus alumnos qué fichas creen que deben utilizarse para poder realizar dichos números y deja que prueben, mediante el ensayo-error, si están en lo cierto o no, reflexionando sobre los fallos cometidos.
  • ¿Cuántas caras tiene Cubetto? Distribuye por el aula papeles con los números del 1 al 6. Los alumnos deberán buscarlos y una vez los tengan todos reunidos, ordenarlos. A continuación, deberán enganchar cada uno de ellos en una cara de Cubetto para poder contar todos juntos cuántas caras tiene
  • Contar lo que hay en clase: Pide algún voluntario o voluntaria que cuente algún objeto como por ejemplo las pizarras que hay en el aula y otro deberá colocar las fichas en el tablero para que Cubetto dibuje en el papel ese número. Se puede repetir el mismo proceso con otros alumnos.

Los desafíos hacen que los alumnos y alumnas aprendan de una forma mucho más lúdica ya que los perciben como un juego, con lo cual debemos aprovechar este factor. Por ello te sugerimos que les plantees un desafío como por ejemplo: ¿sabríais decir algún otro objeto que tenga seis caras como Cubetto?

¿Cómo evaluar esta actividad?

Puedes fomentar un debate entre los niños y niñas del grupo para hablar sobre los números que se han trabajado o cuáles ha dibujado Cubetto en el papel. Asimismo es esencial que se hagan preguntas metacognitivas para que ellos mismos se den cuenta de su proceso de aprendizaje. Alguna de estas preguntas podrían ser: ¿qué número te ha costado más dibujar? ¿Y cuál te ha resultado más fácil? ¿Hasta qué número sé contar?

Esta es un actividad en la que podrás trabajar principalmente el lenguaje lógico-matemático, así como el lenguaje oral y por supuesto, la programación. ¿Te animas a ponerla en práctica y a disfrutar de este pequeño pero completo robot?

Aquí tienes otras propuestas para trabajar con Cubetto el primer día de clase o en las fiestas de Navidad.

 

Compartir:
FacebookTwitterGoogle+LinkedIn

Sin Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *