En setiembre vuelven la clases, en principio presenciales. Pero algo – o mucho-  ha cambiado en el sector educativo tras el COVID-19. Alumnos y docentes se preparan para un retorno lleno de incertidumbres. Por eso, hemos preguntado a tres expertos cómo debe ser este regreso al centro educativo. ¡Aquí tienes sus interesantes respuestas!

Elvira Fernandez

Elvira Fernández Pena

Docente de Educación Primaria y especialista en Educación Musical en el CEIP Mestre Martínez Alonso. Autora del blog Atención selectiva.

Evidentemente seguro para toda comunidad educativa. Prioritarias serán por tanto, medidas de higiene y limpieza, protección y seguridad.

A continuación, una vez salvaguardadas esas dificultades que encierra un entorno social post COVID, primará el aspecto emocional del alumnado. Me parece fundamental que se trabaje en el aula desde la perspectiva de carencia social que hemos tenido todos y también desde la perspectiva de la reducción del miedo. Aunque no se hable todavía de esto, la visión de una sociedad que lleva una mascarilla para protegerse de su medio es una imagen que dejará secuelas en todos nosotros.

Los niños y las niñas son ahora mismo una población vulnerable y olvidada, no en vano, han sido los parques públicos los últimos lugares sociales en abrir y sobre el nuevo modelo educativo poco o nada sabemos con cierta antelación. Es nuestra labor darles las respuestas y el apoyo que se les ha negado durante esta pandemia.

Otras posibles medidas: reestructuración de los ambientes educativos y lúdicos (hablo del patio), trabajo por rincones o ámbitos, adaptar la metodología al aprendizaje cooperativo (por el déficit social) con grupos heterogéneos y estables (medio de control interno ante posibles contagios), reorganización de las clásicas materias, revisión de Planes de Convivencia y RRI, mayor cohesión entre el profesorado, etc.

Pero sobre todo para volver, y esperando que por esta vez se escuche realmente a los docentes, reducción de las ratios.

Coral Regí

Coral Regí

Directora de la escuela Virolai de Barcelona

Hemos de priorizar la presencia de todos los alumnos en los centros educativos, garantizando las medidas de seguridad que reduzcan los riesgos de salud para los alumnos, pero manteniendo dinámicas de aprendizaje activo y el imprescindible entorno de convivencia que es propio y imprescindible de un centro educativo. 

Pero no podremos volver en septiembre como si no hubiera pasado nada. La pandemia y el confinamiento han provocado pérdidas y dolor en muchas familias y a nivel social está provocando una grave situación social y económica. Es imprescindible, aprender de todo lo que hemos vivido y necesitaremos aprender a vivir en un entorno de incertidumbre, de menos planificación, en el que todo lo tenemos -lo teníamos- controlado y organizado.

Intentar volver a la normalidad pre-Covid19 en septiembre es un error, ahora todo ha cambiado y tendremos que priorizar la educación emocional para educar niños con mucha fortaleza interior. Noah Harari dice en su último libro, 21 lecciones para el siglo XXI:

«Las escuelas tradicionalmente construyen identidades fuertes como casas de piedra. Ahora necesitamos construirlas como tiendas de campaña que puedas doblar y mover».

Y es en este cambio de paradigma donde hay que moverse. Debemos educar en la incertidumbre externa y en la fortaleza interior. También tendremos que aprender a destilar los aprendizajes esenciales, los que hacen crecer la competencia de aprendizaje autónomo y creativo por parte de los alumnos, los aprendizajes relevantes y vivenciales, los que hacen que los alumnos aprendan a hacer, a ser, a convivir, a plantearse nuevas preguntas y cuestionar las primeras respuestas, por encima de la retención de contenidos.

Para las escuelas, este debe ser un aprendizaje relevante de esta pandemia. Por supuesto que tendremos que garantizar la incorporación de estrategias de aprendizaje telemático, para todas las edades en las que sea adecuada, no sólo en los períodos de confinamiento, sino como una herramienta más de aprendizaje, que sumará a otros ámbitos de aprendizaje autónomo, de aprendizaje fuera de la escuela, de aprendizaje y educación 360º que ya es una realidad y que, desde el entorno de la escuela, debemos incorporar y valorar como un conjunto de piezas del puzzle educativo.

Se trata de adaptar una propuesta presencial a un entorno virtual con un sentido pedagógico y provechoso. Los entornos de aprendizaje son muy diversos y el digital / virtual sólo debe ser de manera natural, uno más.

Antonio Márquez

Antonio Márquez

Maestro de Pedagogía Inclusiva. Actualmente dirijo el proyecto "Aula Desigual". Autor del blog: Si es por el maestro, nunca aprendo

El regreso al centro educativo debe partir de dos premisas fundamentales:

  • la primera, que se garanticen las condiciones suficientes de seguridad de toda la comunidad educativa
  • la segunda, que se preserve el principio de equidad y de inclusión en las decisiones organizativas y metodológicas que cada centro tome. 

Y estas decisiones organizativas deberían pasar por un aumento del personal docente, para disminución de ratios; un replanteamiento de la utilización de espacios del centro que maximice esa disminución de ratios; y un aumento de los recursos tecnológicos, pero, sobre todo de la competencia digital, tanto del docente, como del discente.

Con todas estas condiciones, tendríamos una responsabilidad y oportunidad histórica para realizar una transformación del sistema hacia un modelo más inclusivo, ya que siempre hemos justificado su falta en base a las altas ratios, pocos recursos tecnológicos para el acceso universal, y necesidad de mayor personal docente. 

Tendríamos las bases suficientes para dar el salto definitivo, o quedarnos en un suspenso estrepitoso que quedaría en nuestra memoria colectiva.

Además del cómo debe ser el regreso al centro centro educativo, también te puede interesar la opinión de los expertos sobre cómo motivar a los alumnos para que trabajen significativamente desde casa o la experiencia del profesor Jordi Nomen durante el confinamiento: duro pero con sorpresas agradables.

Compartir:
FacebookTwitterLinkedIn

Sin Comentarios

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *