Desatendidas durante mucho tiempo, las exposiciones orales son una de las asignaturas pendientes de la educación en España y en muchos otros países hispanófonos. Así como los juegos son útiles en los primeros años, técnicas como PechaKucha son interesantes para trabajar este aspecto después.                

En un formato de 20×20, es decir, de 20 diapositivas durante 20 segundos cada una, las exposiciones no duran más de 6 minutos y 40 segundos. En este sentido, el espíritu de PechaKucha se resume en la concisión, la agilidad y el impacto

Nacido en un estudio de arquitectura de Japón en 2003, PechaKucha deriva de una onomatopeya japonesa que significa conversación, charla casual o cháchara. 

Precisamente, es fruto de la búsqueda de alternativas a los formatos tradicionales de presentación, que persigue la informalidad y la precisión, evitando las divagaciones y las presentaciones aburridas.   

Cuando hablamos de la expresión oral hablamos de una competencia transversal, que además es cada vez más importante en todas las etapas educativas, y que supone una ventaja en el acceso al mercado laboral.  

También para los docentes es importante dominar las exposiciones orales a través de técnicas capaces de combatir los déficits atencionales, y sobre todo, de contagiar la pasión al aula. En este sentido, Pechakucha es una técnica que puedes trabajar dentro y fuera de clase.  

5 puntos fuertes de PechaKucha 

¿Qué puede aportar Pechakucha? Conocer lo que aporta esta y otras técnicas de exposición, te permitirá desarrollar rúbricas y otros instrumentos de evaluación que detecten el proceso de aprendizaje en esta competencia esencial.  

  • Dota de fluidez el discurso

Al tener que encadenar las 20 diapositivas sin detenerse mucho en cada una de ellas, el discurso fluye por sí mismo. Pueden quedar cuestiones abiertas o que sólo hayas tratado por encima: las podrás ampliar en el turno de preguntas.  Charla en una clase para ilustrar PechaKucha 

  • Estructura la exposición

Cuando no se tiene mucha experiencia es muy útil tener un respaldo para estructurar todo lo que vamos a decir. Saber cuántas diapositivas utilizarás y cuánto tiempo invertirás en cada una, es la mejor manera de darle esa estructura antes de comenzar. 

  • Potencia la narrativa

En la actualidad se reivindica la importancia del Storytelling (narración). Es decir, la capacidad de construir una narrativa sólida y atractiva, que además de captar la atención haga más comprensible el contenido. Con Pechakucha es fácil planificarla, distribuyendo incluso puntos culminantes a lo largo de la exposición.  

  • Elimina lo superfluo

En ocasiones, aligerar las presentaciones para enfocarnos en el núcleo de la exposición es lo que resulta más difícil. El formato PechaKucha te ofrece un respaldo para conseguirlo, donde en 20 segundos tienes que abordar la idea esencial de entrada.  

  • Se adapta al formato virtual

Frente a la incertidumbre actual y las medidas para evitar el contacto social, la aplicación del sistema PechaKucha no sólo se adapta a la enseñanza online, sino que por su carácter ágil y conciso, es un formato ideal para exposiciones a distancia en las que no disponemos de la respuesta inmediata del aula.    

Otros formatos de exposición oral

Todos los formatos y técnicas de exposición oral en los últimos años apuestan por la comunicación ágil y directa, siguiendo el mismo espíritu que PechaKucha. Todos entran dentro de lo que se conoce como Lightning Talks (charlas “relámpago”).

Podría ser una buena idea combinar distintas técnicas de exposición oral breve con actividades de los alumnos, lo que dará lugar a una sesión ágil y en la que la atención no decaiga. 

  • Ignite

Logo IgniteEste formato de presentación reduce aún más los tiempos de PechaKucha (de 20 a 15 segundos por diapositiva, lo que en total suma 5 minutos) y subraya el contenido emocional de las presentaciones. Puede ser útil cuando queremos reforzar el aspecto narrativo de una exposición introductoria a un tema, o la aclaración de un aspecto específico.   

  • TED

logo de TEDUn fenómeno mundial que no necesita presentación. En un máximo de 18 minutos, con las TED (Tecnología, Entretenimiento, Diseño) aprendes que los primeros segundos son cruciales: una pregunta, una broma, una reflexión sorprendente… captan la atención y refuerzan tu confianza para la exposición.     

  • 10/20/30

No es exactamente una técnica, sino una estrategia general, siguiendo las recomendaciones de Guy Kawasaki. El objetivo es mantener la atención de la audiencia y lograr comunicar con claridad. La regla es sencilla: proyectar 10 diapositivas, no excederse de 20 minutos, y utilizar una fuente de tamaño no inferior a 30 puntos 

Si conoces otras técnicas o ya has puesto en práctica PechaKucha u otras, ¡comparte con nosotros tu experiencia!

Si te ha gustado te interesará ¿Cómo podemos conseguir alumnos motivados para el aprendizaje? o ¿Cómo hacer buenas preguntas para estimular el aprendizaje?

Compartir:
FacebookTwitterLinkedIn

Sin Comentarios

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *