El propósito del presente trabajo apunta a reflexionar respecto de ciertos criterios de validez que respaldan la implementación de un ABP, explicitando algunas de las variables de esta estrategia relacionada con las disciplinas que integran el área de las Ciencias Sociales. El método, basado en un proceso constructivo y estratégico para aprender, plantea entre otras cuestiones:

  • ¿Qué implica enseñar y aprender Historia y Ciencias Sociales a partir de proyectos?
  • ¿Cómo promover en los alumnos/as capacidades que fomenten un rol autónomo y activo preparándolos para “la vida real” en un contexto complejo?
  • ¿En qué medida se puede articular el currículo con un proyecto integral – motivador que permita recorridos estratégicos para indagar o resolver un tema, problema, situación o estudio de caso referido al entorno personal, escolar, local, nacional o internacional?
  • ¿Qué rol juegan las TICs en el proceso de indagación?

 

1- Apropiación del contexto y su realidad

El entorno actual se halla atravesado por un gran nivel de heterogeneidad y complejidad ya sea ético-social, geopolítico, ambiental, económico, cultural, científico, que sólo puede ser interpretado y comprendido desde un enfoque integral relacional. (Cassará Giudici, Teresa,2007).

Vale la pena destacar, que en dicho contexto coexisten un conjunto de fenómenos (naturales, sociales, culturales,…) y acciones humanas (individuales y colectivas) que interactúan y que generan regularidades, cambios, transformaciones, permanencias, según diferentes paradigmas en los distintos ámbitos privados y públicos sean localidades, pueblos, naciones y sus culturas.

Por consiguiente, surge una red de significados simbólicos que todo grupo humano construye a través del tiempo como valores, principios, modos habituales de conducta y comportamiento que impactan en su hábitat y en la vida de los ciudadanos. Lo que equivale a un complejo entramado social.

Al indagar un objeto de conocimiento de la realidad sea de sentido común, científico o escolar, es importante decodificar e interpretar estos sentidos y significados que promueven acciones y actitudes de las personas ante determinado acontecimiento o situación.

Resulta fundamental diferenciar el conocimiento de sentido común, que es transmitido por las familias, los grupos sociales, los medios de comunicación, del “…saber sabio …” (Chevallard Yves,1991). El conocimiento cotidiano, relacionado con sucesos o procesos coyunturales, por lo general fundamenta sus argumentos en “…creencias, sentires, pensamientos binarios, y construye verdades basadas en lo que la mayoría piensa…” ( Galli Gustavo,UBA,2021). En este sentido, adopta quizás preconceptos difíciles luego de modificar generando tensiones entre el saber ordinario y el científico.

El desafío consiste en confrontar ese conocimiento marcado por teorías implícitas, que responden a una determinada cosmovisión, con un marco explicativo disciplinar más riguroso que fortalezca la interpretación y comprensión del mundo y su realidad. La tarea de investigación, según el nivel escolar, es rica si se la conjuga con afirmaciones, argumentaciones y enunciados que involucren reflexión y juicio crítico.

El modelo de A. B. P. apunta a recuperar estas acciones reales que enfrenta la sociedad, para ser abordado en una indagación que facilite la comprensión de la complejidad del mundo actual, con sus incertidumbres y contradicciones. Dicho de otra manera, implica conectar la realidad cotidiana con situaciones o contextos que motiven a los alumnos/as.

2- Contenidos relevantes de la realidad

En el proceso de implementación de un ABP, debemos valorar la elección de un tema que interpele, entrelazado con el mundo real, el contexto más cercano y los contenidos curriculares, y que constituya un reto y desafío para los niños/as y jóvenes. El abordarlo, los convierte en “…centro de sus propios aprendizajes y productores de conocimiento”. (Tiramonti, Guillermina, 2017)

Por lo tanto, es necesario plantearse: ¿Cómo seleccionar y aplicar la cantidad de información en el análisis de entornos reales y cotidianos, en la generación y transferencia de conocimientos, en la comunicación de los mismos, en el internalizar actitudes y acciones en busca de soluciones?

La complejidad de los procesos sociales, políticos, económicos, culturales, como así los fenómenos y acciones ambientales, según diferentes escalas geográficas de análisis, requieren multiperspectividad y multidimensionalidad para ser interpretados. Esta mirada integral, promueve el establecimiento de correlaciones multicausales en la búsqueda de soluciones. Categorías nocionales centrales en las explicaciones específicas del área.

Vale la pena destacar que, el mundo real no es fragmentado ni unilateral. En su exploración convergen varios factores y variables. Por consiguiente, la variabilidad de situaciones que ofrece un problema de la realidad cotidiana contribuye a vincular los contenidos de las Ciencias Sociales y permite la confluencia con otras áreas de conocimiento promoviendo la relación interdisciplinaria en la resolución del mismo. En otras palabras, cobra mucho más sentido interpelar una misma realidad desde diversas perspectivas disciplinares dado que favorece su interpretación y comprensión en forma integral.

niña y profesor se saludan por pantalla

Los severos tiempos de pandemia y aislamiento social coloca no solo en emergencia el sistema de salud, el sanitario, el familiar sino también el educativo y, en este sentido, la necesidad de pensar experiencias con un rol central en la digitalización de las clases. En otras palabras, el dar urgente respuesta a la atípica situación que se atraviesa, la aplicación de las TICs como “instrumentos cognitivos”(Bustos Sánchez A.2015,p.55) en el aula virtual, equivale a abrir nuevas líneas de trabajo. Es decir, autónomo y colaborativo en el proceso de abordaje de los contenidos curriculares relevantes y la indagación de fuentes confiables buscando explicaciones con el fin de hallar una respuesta o solución aún provisoria.

Un interesante planteo, ante un escenario saturado de contenidos, apunta a reflexionar si los alumnos/as logran distinguir y seleccionar críticamente contenidos relevantes y sustantivos brindados por las diferentes fuentes de información.

En consecuencia, uno de los propósitos de la implementación de un ABP es orientar gradualmente a los niños/as y jóvenes, a partir de temas de la realidad, a decodificar y procesar los sentidos y significados de la información relevante que proporcionan las fuentes con criterio lógico, crítico y creativo.

3- Aprender para comprender y construir el conocimiento partir de la realidad

El nivel de abstracción de las categorías nocionales y conceptuales temporoespaciales-sociales, en la gradual formación por competencias, hacen del proceso de comprensión uno de los pilares que diferencian a la escuela tradicional de la escuela activa en el desarrollo de habilidades y actitudes según los nuevos perfiles en la gestión y resolución de problemas.

4- Fases de implementación de un ABP

A partir de este breve marco teórico y, con el fin de contextualizar el proceso y la implementación un ABP, se sugieren seguidamente algunos pasos elementales de la primera y segunda fase en la estructuración de un plan de trabajo conjunto (docentes- alumnos/as) a partir de la elección de un problema o tema de la realidad social actual. Por ejemplo:

  • Seleccionar un tema o problema de la realidad social actual que resulte de interés para los alumnos/as.
  • Partir de una pregunta-desafío
  • Diagnosticar los conocimientos previos y curriculares que poseen al respecto.
  • Definir y problematizar el objeto de estudio e investigación.
  • Establecer los alcances, pasos y connotaciones del proyecto a implementar.
  • Establecer las relaciones vinculares entre lo que la realidad local y cotidiana ofrece y, las posibilidades que las disciplinas del área brindan al docente y alumnos para generar un proceso de indagación y profundización de dicho contexto.
  • Jerarquizar la realidad como una “unidad de análisis” con el fin de evitar fragmentación al ser abordada.
  • Formular las metas y los objetivos generales de aprendizaje según las capacidades de los alumnos/as que favorezcan procesos de comprensión y trabajo estratégico en la resolución del planteo problemático acorde al nivel escolar.
  • Plantear preguntas al problema desde una perspectiva multidimensional y multicausal que apunte a la integración de contenidos y que facilite la interpretación y comprensión de una misma realidad desde diferentes perspectivas.
  • Proponer supuestos sobre las causas que originan el problema.
  • Formular hipótesis iniciales referidas a posibles soluciones.
  • Pensar, según la problemática elegida, como contribuirá en la comprensión del tema y en la propuesta de solución a nivel personal, social, escolar, local…
  • Relacionar contenidos sustantivos y relevantes curriculares que faciliten su transferencia a la vida personal, cotidiana, social, laboral.
  • Relacionar las disciplinas que integran el área de las Ciencias Sociales con otras disciplinas o áreas curriculares.
  • Aplicar, según el nivel escolar y la complejidad del tema a abordar, los pasos del método científico de las disciplinas que integran las Ciencias Sociales.

En síntesis:

El ABP permite trabajar múltiples historias, acciones, procesos, fenómenos a partir de sus complejidades, contradicciones, incertidumbres… y la posibilidad de escuchar otras subjetividades en la construcción de significados.

Sin agotar los nuevos desafíos que la realidad contemporánea plantea a las disciplinas del área, la redefinición y transmisión de los saberes constituye un auténtico reto en la elaboración de los proyectos integrales curriculares del área.

Si bien el modelo no es nuevo, el fomentar habilidades, destrezas, actitudes como meta para abordar un contenido o realidad compleja sea curricular o extracurricular, debe propender como referencia a futuro para que los alumnos/as logren transferir y tomar decisiones en su vida personal, laboral, social, cívica. Es decir, “… aprender para seguir aprendiendo” en forma autónoma. En suma implica, “… prepararlos para la vida real…” (Sábato Ernesto, 2005).

En este primer artículo sobre implementación de un ABP, hemos conocido el contexto social y las fases de implementación. Próximamente, indagaremos sobre los componentes para estructurar un Aprendizaje Basado en Proyectos.

Mientras, te pueden interesar otros artículos como ABP, ¿aprendizaje basado en problemas on en proyectos? o La necesaria reflexión de los alumnos para un aprendizaje significativo.

Compartir:
FacebookTwitterLinkedIn

Sin Comentarios

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *