¿Por qué en los últimos años se ha hecho tan relevante la educación emocional? ¿Qué supone educar las emociones del alumnado? ¿Es importante dotar a los niños y niñas de herramientas para autogestionar sus emociones? ¿Cómo lo podemos hacer desde las aula? ¡Quizá puedes dar respuesta a estas preguntas, pero hemos querido preguntar a tres expertos en la materia para nutrir y complementar nuestros conocimientos. ¡Toma nota!

 

Celia Rodríguez

Celia Rodríguez

Pedagoga y Psicóloga. Especialista en psicología y psicoterapia infanto-juvenil, experta en inteligencia emocional.

La educación emocional sería el proceso educativo, y como tal puede entenderse como proceso continuo, integral y permanente, que se encarga de potenciar el desarrollo emocional de las personas.

Las personas somos seres emocionales, no podemos separarnos de nuestras emociones, éstas forman parte de nosotros, cumpliendo importantísimas funciones para la adaptación y para la interacción. Pero la importancia de las emociones va más allá, ya que configuran nuestra personalidad y dirigen nuestra conducta, es por ello que debemos ser conscientes de ellas y aprender a identificarlas y gestionarlas desde la aceptación y el conocimiento.

La educación emocional, implica prestar atención a los estados emocionales, supone el desarrollo de conocimientos, habilidades, y herramientas sobre las emociones, con el objetivo de capacitar a la persona para enfrentarse a los retos de la vida cotidiana, de una manera consciente, manejando y regulando las emociones de forma positiva.

La educación emocional es clave para que las personas se desarrollen con confianza y sean capaces de enfrentarse a fracasos y frustraciones, de solucionar problemas y relacionarse adecuadamente. En definitiva, la finalidad de la educación emocional es aumentar el bienestar personal y social.

 

Esther García Navarro

Esther García Navarro

Doctora en Ciencias de la Educación por la UB, directora del Postgrado Semipresencial en Educación emocional y Bienestar de la UB. Autora de la web //www.esthergarcianavarro.com/

La educación emocional es un proceso educativo, continuo y permanente, que pretende potenciar el desarrollo de las competencias emocionales como elemento esencial del desarrollo humano, con objeto de capacitarle para la vida y con la finalidad de aumentar el bienestar personal y social (Bisquerra, 2000, 2009).  Por tanto, la educación emocional tiene como finalidad el desarrollo humano para hacer posible la convivencia y el bienestar.

Para ello se propone el desarrollo de competencias emocionales que son competencias básicas para la vida. Estas competencias se pueden aplicar a multiplicidad de situaciones, tales como la prevención del consumo de drogas, prevención del estrés, ansiedad, depresión, violencia; desarrollo de la empatía, autoestima, etc.

El GROP (Grupo de Investigación en Orientación Psicopedagógica) de la Universidad de Barcelona presenta un modelo pentagonal de competencias emocionales estructurado en cinco bloques de competencias: conciencia emocional, regulación emocional, autonomía emocional, competencia social y habilidades de vida para el bienestar.

 

Rafael Guerrero

Rafael Guerrero

Rafael Guerrero es Psicólogo, Doctor en Educación y autor del libro "Educación emocional y apego”.

La educación emocional es la capacidad que tenemos de poder conocer, etiquetar, legitimar y regular las diferentes emociones que podemos llegar a experimentar. Es algo aprendido, de tal manera que se puede y se debe trabajar tanto en la familia como en el contexto educativo.

Cuando nuestros alumnos o hijos experimentan una emoción como la rabia o el miedo, es imprescindible que sean capaces, en primer lugar, de identificar qué están sintiendo una emoción concreta, para posteriormente permitirse experimentarla y, finalmente, poder poner en marcha estrategias para regular o gestionar la emoción en cuestión.

También resulta importante poder dar una narrativa o una explicación coherente a todo lo que rodeaba a la emoción (sensaciones, pensamientos y acciones).

También te puede interesar la opinión de los expertos sobre ¿Qué beneficios se derivan de la autoevaluación? o ¿Por qué es importante la formación del profesorado?

Compartir:
FacebookTwitterLinkedIn

Sin Comentarios

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *