A menudo implica tiempo y dedicación, pero vale la pena el esfuerzo por los beneficios que tiene la educación personalizada en el aula. Hemos preguntado a tres expertos para que nos cuenten todo lo que se puede conseguir.

José Blas García-Pérez

José Blas García-Pérez

Maestro y Profesor Asociado en la Facultad de Educación de la Universidad de Murcia. Activista inclusivo y CO del Blog de reflexión educativa Transformar la Escuela.

La educación personalizada es la meta del paradigma de una educación para todos. Mi visión es de una educación donde cada cual, cada aprendiente, encuentre su espacio de aprendizaje personal de crecimiento cognitivo, social y cultural  en colaboración y en relación con otros, porque el aprendizaje es social.

Diseñar un aprendizaje que posibilite la personalización del aprendizaje para cada uno y para todos, no es tanto, en mi opinión, dirigirnos hacia la enseñanza individual, sino a una enseñanza grupal donde tengan cabida todas la individualidades. La educación personalizada y diseño universal para el aprendizaje son dos paradigmas que han nacido para encontrarse.

Joan Domènech

Joan Domènech

Licenciado en Filosofía y Letras. Maestro y aprendiz de maestro.

La educación básica tiene, entre otros objetivos, hacernos más iguales y más diferentes a lo largo de nuestro itinerario escolar. Esto significa que cada currículum, el conjunto de contenidos que un alumno aprenderá, tiene dos partes: una común que hay que garantizar que todos los alumnos adquieren (hablo de común con una concepción más cualitativa que la de básico) y comparten; y una específica, personalizada, que nos enriquece porque nos hace diferentes dentro de la comunidad, pero que responde a las necesidades, capacidades y aspiraciones de cada uno de los estudiantes.

La educación personalizada, aislada del contexto social (currículum común) no tiene sentido. El currículum homogéneo y estandarizado (sin personalizar, ni respetar ni potenciar la diversidad) tiene como consecuencia la segregación y el fracaso individual de un porcentaje importante.

Celia Rodríguez

Celia Rodríguez

Pedagoga y Psicóloga. Especialista en psicología y psicoterapia infanto-juvenil, experta en inteligencia emocional.

Todas las personas son únicas y diferentes, ninguna persona es igual a otra en su aspecto físico, y tampoco lo va a ser en su mente, en su manera de pensar y de aprender.

Cada persona engloba una serie de características que hace que su proceso de aprendizaje sea único, personal y completamente diferente al de los demás. Entre estas características se pueden señalar una manera única de aprender, intereses específicos, expectativas, experiencias, autoconcepto, emociones y capacidades, maduración y desarrollo, etc. que convierten cada proceso en un proceso único.

Es por ello que pretender una misma educación para todos no tiene mucho sentido, la educación personalizada precisamente puede conseguir ofrecer una respuesta y una atención a la individualidad de cada persona, a su específico, único y especial proceso de aprendizaje. Y con ello, se consigue ofrecer a todos las mismas oportunidades, e impulsar sus procesos de aprendizaje, con ello se logra, en definitiva mejorar la calidad educativa.

También te puede interesar la opinión de los expertos sobre por qué es importante la personalización del aprendizaje, cómo reorganizar el espacio en el aula o cuál es la clave de la atención a la diversidad en el aula.

Compartir:
FacebookTwitterLinkedIn

Sin Comentarios

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *