Desde hace unos años, el concepto de inteligencia ha adquirido una definición más amplia, más global, ya no solo nos referimos al coeficiente intelectual de la persona, sino que disponemos de múltiples inteligencias. Una de las 8 inteligencias que propone Howard Gardner es la inteligencia emocional.

Para desarrollar esta inteligencia es necesario una buena educación emocional y como decía Daniel Goleman, con una constante práctica se puede desarrollar dicha inteligencia.

Estudios actuales sobre neuroeducación demuestran que la mente emocional es igual o más importante que la mente racional, ya que para que pueda existir el aprendizaje es necesario tener una buena base emocional. Asimismo, para que el aprendizaje sea más efectivo y profundo es imprescindible que sea emocionante.

Actualmente con las nuevas tecnologías, han surgido muchos recursos y herramientas para trabajar la inteligencia emocional tanto dentro como fuera del aula, como por ejemplo divertidas y eficaces aplicaciones. ¿Quieres descubrir algunas de las que hemos seleccionado? ¡Adelante!

  • Stop, breathe & think: ¡Para utilizar esta aplicación solo necesitas 5 minutos! ¿Estás preparado? Entonces empieza por identificar la emoción que estás sintiendo en este preciso momento e indícalo en la aplicación. Automáticamente, te proporcionará algunos ejercicios de relajación dependiendo de tu estado de ánimo. Finalmente, reflexiona sobre cómo te sientes una vez realizada la meditación. ¡Es sencilla, intuitiva y si lo pones en práctica cada día mejorarás el autoconocimiento y la autoregulación de las emociones!
  • Gomins: Consiste en un videojuego con distintas pruebas que permite evaluar aspectos relacionados con la inteligencia emocional y social como la impulsividad, el autocontrol o el reconocimiento de emociones. Una vez realizada la evaluación, como docente, padre o madre podrás recibir información personalizada de niño o niña en base a la interpretación de los datos obtenidos en el juego. A partir de aquí, la aplicación te dará explicaciones y recursos lúdicos para mejorar las áreas menos desarrolladas.
  • Emodiscovery: La empatía o el reconocimiento de las emociones ajenas es una dimensión que debe trabajarse para un desarrollo óptimo de la inteligencia emocional. Con esta fantástica aplicación, los niños entre 8 y 12 años podrán divertirse jugando a la vez que trabajan y comprenden, mediante interacciones simuladas, las emociones de los otros.
  • ¿Cómo estás hoy?: Esta aplicación es ideal para conocerse a uno mismo y reconocer las emociones y sentimientos que siente cada día y en cada situación. Con esta herramienta podrás anotar, a modo de diario personal, cómo te sientes cada día. Además, podrás realizar ejercicios para gestionar la emoción que estás sintiendo y revisar tus resultados y estadísticas del día o el mes a través del calendario y gráficos, rankings, etc. ¿Cómo te sientes hoy?
  • Vamos a aprender emociones: Esta aplicación es maravillosa para aprender sobre las emociones dentro del aula. En este recurso podrás escoger entre 4 tipologías de juegos: emparejamiento, debates, tarjetas y configurar emociones. Con esta última opción puedes hacer que tus alumnos y alumnas sean los protagonistas para después poder jugar con sus rostros.

¡Hagamos a los alumnos y alumnas competentes emocionalmente para que el proceso de aprendizaje sea una experiencia enriquecedora y apasionante! ¡Si alguna vez has utilizado o te animas a usar estas aplicaciones en tu aula, no dudes en compartir tu experiencia con nosotros!

En este artículo tienes más información sobre inteligencias múltiples o los expertos opinando sobre la importancia de que los niños aprendan a manejar sus emociones.

 

Compartir:
FacebookTwitterGoogle+LinkedIn

Sin Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *