La importancia de la Ilíada y la Odisea radica en que estos dos poemas épicos, que forman parte de una larga tradición oral, son la base de la literatura y el pensamiento de nuestra cultura y ejercieron una gran influencia en la educación.    

Una base, eso sí, llena de interrogantes. Si Homero fue un conjunto de poetas, una invención o un hombre del siglo VIII a.C. al que se atribuye la autoría de la Ilíada y la Odisea; si fueron creadas oralmente y se modificaron al poner por escrito, son cuestiones para las que no tenemos evidencias.              

Sólo hay una indiscutible: desconocer estos poemas, significa no sólo desconocer el origen de la literatura europea, sino también ignorar por qué contamos las historias como las contamos y por qué pensamos como pensamos.  

Por otra parte, estos relatos míticos siguen siendo la manera más atractiva de aprender historia. De hecho, tienen un núcleo histórico que se corresponde con el esplendor de Micenas, a finales de lo que conocemos como Edad de Bronce griega.    

Descubrir la Ilíada y la Odisea por primera vez  

“Esta es la historia de una agria disputa entre dos hombres poderosos y llenos de soberbia. Esa disputa causó la muerte de miles de héroes valientes y destruyó una de las ciudades más importantes del mundo antiguo. Sin embargo, todo empezó por algo muy insignificante…”   

La Ilíada narra los dos últimos meses de la Guerra de Troya, concretamente aquellos que describen la cólera de Aquiles contra el abuso de poder de Agamenón, rey de Micenas.     

“Del misterioso pasado nos llega esta historia de fortaleza humana, llena de peligros desconocidos y monstruos aterradores. Cuenta las aventuras de un hombre que, durante diez años, resistió la ira del mar embravecido mientras luchaba por volver a su patria…”

Portada de la OdiseaLa Odisea narra el largo viaje de Ulises de vuelta a su patria Ítaca, tras la guerra de Troya, para reencontrarse con Penélope. Un viaje apasionante, repleto de peripecias y lecciones.        

Asumiendo su valor y su importancia, ¿cómo podemos introducir la Ilíada y la Odisea en las lecturas y el imaginario de los más jóvenes? Muchas veces, nuestro primer encuentro con una historia se hace difícil o fracasa por la extensión o la forma en la que está presentada.      

Eso es lo que ha tenido claro desde el inicio la escritora multipremiada Gillian Cross en las adaptaciones de la Ilíada y la Odisea, novedades en la colección Cucaña, donde conserva el espíritu heroico de sus personajes y nos pone en contacto directo con el relato épico. 

Las ilustraciones de Neil Packer estilizan los personajes y los ambientes, huyendo tanto del simple realismo como de la idealización y subrayando el carácter trágico y la fragilidad de la condición humana que transmite la historia.    

Las ediciones se completan con notas, glosarios de palabras y personajes y propuestas de actividades a cargo de los profesores Jesús Jiménez (Ilíada) y Rebeca Martín (Odisea), que facilitan un trabajo didáctico de profundidad en el aula. 

5 propuestas para trabajar la Ilíada y la Odisea en el aula     

  • La humanidad de Ulises

En la Odisea Ulises es el arquetipo del héroe, pero al mismo tiempo es profundamente humano, y por ello imperfecto. Una actividad interesante es elaborar dos listas con sus fortalezas en la guerra y sus debilidades humanas.      

  • Sobre héroes y dioses 

Teniendo en cuenta el importante papel que juegan los dioses en la historia, además de recoger aquellos que intervienen (Poseidón, Atenea…), sería interesante una investigación sobre el olimpo más allá del texto. ¿Qué es lo que distingue a héroes y dioses?

  • Influencia y recorrido de la Ilíada y la Odisea 

La cultura occidental está absolutamente impregnada de estos relatos épicos. Puedes repartir un trabajo de investigación en pequeños grupos, cada uno dedicado a un lenguaje (literatura, cine, música) que haya reinterpretado los poemas, con ejemplos para presentar al resto de la clase. 

  • Creatividad 

Así como la Ilíada y la Odisea han tenido una infinidad de versiones literarias, gráficas o cinematográficas posteriores, puedes proponer un breve trabajo de creación literaria en el que los alumnos tomen un fragmento del relato y lo recreen en el contexto actual, con todas sus características. 

  • Un proyecto 

Para terminar, un proyecto interdisciplinar que parta de las propias motivaciones de los alumnos: llevar la Ilíada y/o la Odisea a una breve adaptación teatral, que puede involucrar muchas áreas al mismo tiempo: expresión plástica y tecnología en escenografía y vestuario, lengua y literatura en la preparación del guión, geografía e historia en la documentación…  

Si te ha resultado interesante te gustarán otras propuestas didácticas como la de Madame Bovary o Cumbres borrascosas.

Compartir:
FacebookTwitterLinkedIn

Sin Comentarios

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *