Navidad es un momento ideal para salir de la rutina y dedicar más tiempo a la familia. Las cenas familiares, las tradiciones, las luces y la decoración llenan de magia estas fechas, especialmente para los niños. Sin embargo, es importante dar un paso atrás ante al consumismo para transmitir a los más pequeños que estas fiestas son mucho más que regalos y dulces. ¿Y qué mejor que hacerlo de una manera divertida, viendo juntos algunas películas de Navidad con valores? Por ello, aquí os proponemos algunas películas con las que se lo pasarán en grande al tiempo que podrán extraer importantes enseñanzas. 

Películas de Navidad con valores

La amistad, la generosidad, la importancia de creer en aquello que nos parece importante… son solo algunos de los valores que estas películas de Navidad ponen en juego y que podemos trabajar con su visionado. 

Si queremos que el aprendizaje no se quede en la superficie y sea más profundo, es una buena opción comentar con ellos de manera informal, después del visionado, lo que han visto, por ejemplo a través de preguntas: ¿Por qué crees que este personaje se comportaba así? ¿Te habría gustado vivir las mismas aventuras que el o la protagonista? ¿Qué es lo que más te ha gustado de la historia? Estas preguntas convertirán la película en material de reflexión y les permitirá asentar mejor aquello que han aprendido. 

A continuación te proponemos ocho películas de Navidad idóneas para ver en casa con tus hijos o para trabajar en el aula con tus alumnos.

Klaus (2019)

Director: Sergio Pablos

Resumen: Jesper, un joven aspirante a cartero, es enviado, tras sacar las peores notas en la academia postal, a una isla congelada del círculo polar ártico, donde hay un pueblo triste cuyos habitantes rehúyen toda interacción social. Ahí conocerá a un misterioso y huraño carpintero, Klaus, cuya afición es elaborar juguetes de madera. Jesper lo convencerá para regalar sus juguetes a los niños del pueblo y devolver a los aldeanos la alegría.

Por qué verla: Esta reciente película española, ganadora de un BAFTA y nominada al Oscar, nos habla de la amistad (que nace incluso ahí donde parece menos proable), así como de la generosidad y de la necesidad de compartir. Además, propone un imaginativo origen para el mito de Santa Claus. Está disponible en Netflix. 

El grinch (2018) 

Directores: Yarrow Cheney, Scott Mosier  

Resumen: Probablemente, aunque no hayas visto este filme ni otras adaptaciones, te resultará familiar esta peluda y malhumorada criatura verde, suerte de anti-Santa Claus lleno de malicia. Basado en un cuento infantil del escritor estadounidense Dr. Seus escrito en 1957, el Grinch es un personaje mezquino que vive solo con un perro en su cueva, cerca de Villa Quién. Su preciada soledad se ve interrumpida anualmente con la celebración de Navidad, por lo que un día decide robar esta fiesta. Vestido con un traje de Santa Claus y tras hacerse con un reno y un trineo, el Grinch visitará las casas del pueblo para robar los regalos de los aldeanos.

Por qué verla: Cuando los vecinos de Villa Quién se despierten por la mañana y se encuentren sin regalos, comprenderán que lo verdaderamente importante de esta fiesta no es el aspecto material, sino el hecho de tenerse los unos a los otros, y empezarán a cantar todos juntos. Al escuchar la canción, el Grinch entenderá a su vez el verdadero espíritu de la Navidad y el tamaño de su corazón se triplicará. Una hermosa lección para los niños en estas fiestas llenas de consumismo.

Jack Frost (1998)

Director: Troy Miller

Resumen: Jack Frost (Micheal Keaton) es el líder de una banda de rock que tras haber fallado a su hijo Charlie varias veces por compromisos profesionales, tiene un accidente de coche que le causa la muerte. El año siguiente, Charlie, deprimido aún por la muerte de su padre y habiéndose alejado de sus amigos, construye un muñeco de nieve inspirado en su padre. Al día siguiente, sin embargo, su padre se habrá reencarnado en el muñeco, lo que les dará a ambos la oportunidad de vivir juntos las experiencias que no pudieron vivir en las anteriores Navidades.

Por qué verla: Jack Frost ha sido uno de los grandes hits entre las películas de Navidad de las últimas décadas, y una apuesta segura que las cadenas reponen año tras año. Es una película que nos habla de la pérdida, pero también de las relaciones familiares, y de la importancia de pasar tiempo con la gente que queremos. Una película de Navidad que, a pesar de su trasfondo agridulce, rebosa de optimismo en su mensaje.

El expreso polar (2004)

Director: Robert Zemeckis

Resumen: Un niño está despierto y nervioso en la madrugada de la Nochebuena, espera despierto para oír los cascabeles de Santa Claus. Pero en lugar de estos, escucha un estruendo junto a su ventana. Se trata de un tren de vapor que ha parado ante su casa y que se dirige, según le cuenta el conductor, hacia el Polo Norte. Tras subir al ferrocarril, se encontrará a otros niños elegidos como él para visitar el Polo Norte y conocer a Santa Claus, y juntos emprenderán un camino lleno de aventuras hacia este destino mágico.

Por qué verla: El director Robert Zemeckis (Regreso al futuro, Forrest Gump, Náufrago) dirige con habilidad esta cinta infantil de animación en la cual Tom Hanks pone voz a diferentes personajes. Se trata de una fábula llena de encanto que nos habla, una vez más, de la amistad, y de la necesidad de seguir nuestros sueños y de creer aquello en lo que creemos, incluso cuando los demás han dejado de hacerlo.

Arthur Christmas: Operación regalo

Directores: Sarah Smith, Barry Cook 

Resumen: En esta simpática cinta animada, Santa Claus está jubilado, y su hijo, Malcolm, dirige la entrega de regalos en Navidad como una macrooperación de precisión y rigor militar altamente tecnificada, mientras su hijo Steve, nieto de Santa Claus y mano ejecutora de la operación, espera sucederle en su puesto tras su jubilación. Todo parece estar en regla un año más, hasta que se revela que durante la operación el regalo de una niña se extravió. Steve considera que un solo regalo perdido es un mal menor y que la operación puede considerarse un éxito, pero el joven Arthur, nieto pequeño de Santa Claus, totalmente en desacuerdo, decidirá escaparse con el anciano Santa Claus y su viejo trineo para hacer la entrega personalmente.

Por qué verla: El filme propone diversos temas interesantes, como por ejemplo el riesgo de perder la belleza de las pequeñas cosas a causa de una excesiva tecnificación. También, el hecho de que el joven Arthur, a quien nadie presta demasiada atención, sea el único que se preocupa sinceramente de que la niña reciba el regalo, nos habla de valores como la humildad y la empatía. Sus buenos sentimientos, por cierto, lo convertirán en el digno sucesor de la dinastía Claus.

Cuento de Navidad (2009)

Director: Robert Zemeckis

Resumen: Otra película navideña de Robert Zemeckis. En este caso, adapta el clásico literario de Charles Dickens (a veces traducido también como Canción de Navidad), en el que se cuenta las andanzas del avaro Scrooge (a quien en el original pone voz Jim Carrey) cuando, en Nochebuena, recibe la visita de los fantasmas de las Navidades pasadas, de las Navidades presentes y de las futuras.

Por qué verla: Se trata de un acercamiento interesante y divertido al emotivo cuento de Dickens. Tras su vivencia nocturna, Scrooge entiende por qué es esencial compartir con los otros y abandona su actitud avara.

Qué bello es vivir (1946)

Director: Frank Capra

Resumen: La historia es bien conocida: George Bailey (James Stewart) ha sacrificado todos sus sueños para ayudar a los demás y hacerse cargo del pequeño negocio de crédito de su padre. El día antes de Navidad, tras un incidente, la empresa pierde todo el dinero y cae en quiebra, y George, desesperado, decide acabar con su vida. Sin embargo, Clarence, un ángel sin alas con la misión de ayudarlo, lo detiene y le muestra cómo sería el pueblo y la vida de sus habitantes si él no hubiera nacido.

Por qué verla: Este clásico absoluto de las películas de Navidad no podía faltar en esta lista. Y es que aunque los niños y jóvenes muestran a veces cierto escepticismo ante la imagen en blanco y negro y su aire antiguo, después de verla suelen quedar encantados. Se trata de una película divertida y llena de optimismo, que nos habla de solidaridad, de las recompensas de ayudar a los demás, y del efecto que cada persona puede tener sobre los demás. 

Feliz Navidad (2004)

Director: Christian Carion

Resumen: La película está basada en un conocido hecho que aconteció en el primer año de la Primera Guerra Mundial (1914): en diversos frentes, soldados alemanes, franceses y escoceses decidieron hacer un alto el fuego para celebrar juntos la Nochebuena. 

Por qué verla: Los jóvenes se sorprenderán con esta película y el hecho que la inspira, y podrán reflexionar sobre valores como la fraternidad, la solidaridad, la empatía, y el valor de la paz y el amor por encima de cualquier rivalidad y especialmente como opuestos a la guerra y a la destrucción. 

Esperamos que estas sugerencias te hayan sido de ayuda, y que te hayan dado algunas ideas sobre qué películas ver en casa con tus hijos o bien trabajar con tus alumnos en el aula. 

Y para ti, ¿cuáles son las películas que no pueden faltar en estas fechas? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

Y si te ha interesado, no te pierdas los artículos Juguetes reciclables para una Navidad llena de enseñanzas y 7 libros originales para no fallar esta Navidad.

Compartir:
FacebookTwitterLinkedIn

Sin Comentarios

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *