Decía Albert Camus que la paz es la única batalla que merece ser librada. Y en esta lucha, la educación tiene sin duda un papel fundamental. Educar para la paz no significa solo condenar las guerras, sino entender la importancia de la no violencia y del diálogo para resolver los conflictos, así como aprender a convivir con los demás desde el respeto y la solidaridad. Para recordar la importancia de estos valores, el día 30 de enero de cada año se celebra el Día escolar de la paz y la no violencia, fundado en 1964 por el poeta mallorquín Llorenç Vidal y extendido desde entonces por países de todo el mundo. Desde Vicens Vives, te proponemos celebrarlo con el visionado de estos cortos con valores que te permitirán plantear debates interesantes en clase y concienciar sobre la importancia de la no violencia.

Cortometrajes para educar en la no violencia

For the Birds (Ralph Eggleston, 2000)

Este simpático y divertido cortometraje de Pixar resulta un recurso muy interesante para hablar de la intolerancia y de sus efectos. En él, los pájaros protagonistas rechazan a otra ave por ser diferente a ellos. Sin embargo, sus esfuerzos para expulsarlo del grupo tendrán consecuencias inesperadas. Moraleja: ¡si somos intolerantes, perdemos todos!

El puente (Ting Chian Tey, 2010)

Un puente muy estrecho es el escenario de este cortometraje. Un oso y un reno se encuentran cara a cara, y ninguno de los dos quiere recular. Al fin y al cabo, ¿por qué deberían hacerlo ellos y no el otro? ¿Qué beneficio sacarían?

Este breve cortometraje de Disney refleja con acierto aquellos conflictos en los que los dos contendientes creen tener la razón y se refugian en su pertinacia y testarudez. ¡El desenlace nos ofrece una valiosa lección sobre la importancia del diálogo, la humildad y el trabajo colaborativo!

Year of the Rat (2004)

¿Qué pasaría si ante los conflictos reaccionásemos no con mal humor e irritación, sino con comprensión y amor? ¿Cómo sería el mundo si todos hicieran lo mismo? En este videoclip para la canción “Year of the Rat”, de Badly Drawn Boy, el artista Monkmus nos habla del poder revolucionario y viral de la empatía como instrumento para transformar el mundo.

Tres pequeños puntos (2010)

Seis estudiantes de la prestigiosa escuela de imagen Gobelins realizaron en 2010 este breve pero magnífico proyecto de animación. El cortometraje nos sitúa a finales de la Primera Guerra Mundial con la sombra de la Segunda Guerra acechando. Pero la metáfora que nos propone (la de una costurera que intenta arreglar los destrozos mientras un ser maligno la sigue destrozándolo todo) es tan fuerte que nos ofrece múltiples reflexiones, por ejemplo sobre el dolor y las heridas que produce una guerra. Una buena dinámica tras el visionado del film es separarlos en grupos y proponerles que debatan entre ellos el significado de la película. ¡Sus lecturas quizá te sorprendan! 

Historia de un oso (Gabriel Osorio, 2016)

Este maravilloso corto mereció el primer Oscar que se ha llevado nunca una película chilena. Aunque a simple vista puede leerse como una fábula sobre el maltrato animal (y en este sentido también ofrece una reflexión interesante), en realidad el filme trata sobre la represión, la persecución política y el encarcelamiento durante la dictadura militar de Pinochet. Un pretexto perfecto para hablar de la importancia de la libertad, de la democracia y del respeto por las opiniones ajenas.

Da forma/color/paz a tu diálogo (Ruben Hengesbach, 2011)

La intolerancia y la falta de voluntad de entender al otro están en el origen de muchos conflictos. En este vídeo, ganador del segundo Concurso de Animaciones para la Paz, los dos protagonistas se obstinan en defender sus respectivas visiones aunque sea preciso usar la violencia. Solo cuando uno de ellos decide abandonar sus prejuicios y evolucionar, empezará a ser posible la comunicación. ¡Una fantástica reflexión sobre el poder del diálogo!

Héroes de hoy: Jesse Owens (2019)

¿Hemos cambiado mucho desde los años 30? La agencia publicitaria DDB se plantea esta cuestión en un impactante audiovisual que seguro que no te dejará indiferente. Porque la paz no viene solo de evitar la violencia física, sino cualquier tipo de violencia, entre ellas la verbal. Educar para la no violencia y para la paz es educar en el respeto y en la tolerancia. A fin de ilustrar esta idea, el vídeo de DDB nos lleva al año 1936 para mostrarnos la recepción que tuvo el atleta afroamericano Jesse Owens cuando llegó a la Alemania nazi para competir en los Juegos Olímpicos. ¡Un cortometraje imprescindible que hará reflexionar a tus alumnos!

Esta tierra es mía (Nina Paley, 2012)

La artista y activista Nina Paley creó en 2012 esta animación musical satírica con un mensaje de denuncia, perfecta para trabajar en los últimos cursos de la ESO o en el bachillerato. Paley nos lleva a Oriente Medio para mostrarnos una historia de genocidios, intolerancia y persecuciones que va desde los antiguos egipcios hasta el actual conflicto palestino (en su blog puedes saber quién es quién). La canción “This Land is Mine”, sacada de la banda sonora de la película Éxodo, resulta un acompañamiento perfecto para la historia. ¿Quién será la ganadora final de esta historia de guerras interminables? ¡Miradla hasta el final y lo descubriréis!

Si te ha interesado este artículo, échale un vistazo a Propuestas para el Día Escolar de la No Violencia y la PazUn día para educar en la no violencia y ¿Qué 3 valores consideras básicos para cambiar el mundo?   

Compartir:
FacebookTwitterLinkedIn

Sin Comentarios

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *