Un 12 de diciembre nació en el corazón de Normandía uno de los más grandes novelistas de la historia: Gustave Flaubert, cuya obra Madame Bovary se ha ganado un lugar entre los clásicos imprescindibles de la literatura occidental.  

Como nos recuerda George Steiner, un clásico nos lee más de lo que nosotros lo leemos a él, nos interroga cada vez que lo abordamos: ¿has comprendido? ¿estás preparado para afrontar todas las cuestiones que voy dejando al descubierto?

De ahí su riqueza y exigencia. Siempre nos dará nuevos horizontes pero también su lectura nos exigirá mucho, empezando por situarla en un contexto que le siga dando sentido.

Madame Bovary ha sido elevada a la categoría de clásico por derecho propio: por su estilo magistral –al que Flaubert dedicó grandes esfuerzos y que cambió la historia del género novelístico–, por sus personajes universales y por su capacidad de erigirse en la voz de una época.

Teniendo en cuenta la distancia que nos separa de la sociedad francesa de mediados del siglo XIX, no resulta fácil acercar a los alumnos sus temas principales como tampoco transmitirles el escándalo que desató, hasta el punto de que el autor se viera envuelto en un proceso judicial por “ultraje a la moral pública y religiosa y a las buenas costumbres”.

5 propuestas para trabajar Madame Bovary en clase

En definitiva, no se puede trasladar sin más y su lectura debe ser acompañada para que siga estimulando las generaciones actuales. Por eso aquí te dejamos algunas propuestas para que puedas sacarle el máximo partido en el aula.

  • Estudiar la época

Podéis estudiar la sociedad burguesa en la Francia del siglo XIX a través de personajes arquetípicos como el doctor Charles Bovary, el adinerado Rodolphe Boulanger, el comerciante Lheureux o la propia Emma Rouault.

¿Cuáles son sus rasgos principales? Y a partir de ellos, investigar la situación social y política de la Segunda República y el Segundo Imperio francés para vincularlos. ¿Por qué la obra puede ser leída como una crítica a la burguesía?

  • Situar la obra de Flaubert

Utilizar una línea de tiempo que lo coloque entre los principales novelistas franceses del XIX (Chateaubriand, Balzac, Dumas, Zola…) ayuda a situar la obra de Flaubert. Una vez hecho esto, puedes vincularla a las corrientes del romanticismo, realismo y naturalismo: haz fichas con características y pregunta cuáles de ellas están asociadas a Madame Bovary. ¿Puedes identificar ejemplos concretos?

  • Analizar en profundidad la novela

Teniendo en cuenta el subtítulo de su primera edición (“Costumbres de Provincia”) invita a tus alumnos a que identifiquen dualismos en la novela como “provincia/capital”, “campo/ciudad”, “individuo/sociedad”… y hagan columnas con las connotaciones de cada uno y los personajes que más se identifican con uno u otro.

  • La figura emblemática de Emma Rouault

Puedes hacer una recopilación de reflexiones y frases de Emma que la definen como una heroína, una figura trágica. Después hazla dialogar con otras figuras femeninas posteriores de la literatura como Ana Karénina de Lev Tolstói o Aloma de Mercè Rodoreda.

A partir de ella, ¿qué valores asocias a la lucha por los derechos de la mujer? ¿Por qué fue tomada como símbolo de esa lucha?

  • Los síntomas del Bovarismo

Frente al cerco social que se cierra a su alrededor, el idealismo de Emma le permite identificarse con figuras literarias como la Sachette, la madre de Esmeralda en Nuestra señora de París de Victor Hugo.

Anima a los alumnos a que busquen información sobre el personaje y expliquen por qué la protagonista de nuestra novela puede identificarse con ella. Pídeles que investiguen sobre el bovarismo o “síndrome de Madame Bovary” y que hagan de médicos, identificando y recogiendo todos los síntomas de Emma en la novela.  

Además de una edición de Madame Bovary perfectamente anotada en nuestra colección de Clásicos Universales que te será de gran ayuda, quizás te interese echar un vistazo a estas ideas para trabajar otros clásicos universales como Colmillo Blanco o Frankenstein.

Compartir:
FacebookTwitterGoogle+LinkedIn

Sin Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *