Este año se celebra el aniversario del nacimiento de un personaje reconocido en todo el mundo: Vicente Blasco Ibáñez (1867-1928), un escritor valenciano aclamado por grandes obras como La Barraca.

Además de escritor fue periodista y político. Desde su juventud empezó a escribir para diferentes publicaciones hasta convertirse en un periodista muy crítico. Sus artículos le otorgaron tal prestigio que llegó a ser diputado en Valencia y creó el “blasquismo”, que aún hoy perdura en la sociedad valenciana. Vivió largas temporadas en Francia y en América del Sur y su obra siempre estuvo ligada a sus experiencias en el extranjero.

El escritor valenciano escribió siempre de acuerdo con las realidades de su entorno. De hecho, su obra más célebre, La Barraca, forma parte de una serie de novelas valencianas, inspiradas en la vida rural de La Albufera. Además, de todos sus viajes escribió crónicas para, entre otros periódicos,“El Pueblo”, fundado por él mismo.

Las influencias que recibió durante sus viajes fueron tan destacadas que su obra se ha catalogado dentro del naturalismo francés. Fue un autor muy reconocido por todo el mundo, llegando a ser aclamado incluso en los Estados Unidos. Allí, obras de Blasco como Los cuatro jinetes del apocalipsis fueron llevadas al cine.

¿Y cómo trabajar La Barraca en el aula?

Blasco Ibáñez describe en La Barraca una sociedad rural anclada en valores del pasado, marcada por la codicia de los poderosos, pero también por la ignorancia y la barbarie de los campesinos. Te proponemos una serie de actividades para que tus estudiantes entiendan la dimensión de esta gran obra de Blasco Ibáñez:

  • La Barraca es un claro ejemplo del  Naturalismo, movimiento literario de la segunda mitad del s.XIX, y se caracteriza por describir la vida cotidiana con gran realismo. Explica las características de este movimiento en el aula y juega con tus alumnos a encontrarlas en la historia de Blasco Ibáñez.
  • Uno de los temas fundamentales de La Barraca es la disputa entre arrendatarios y colonos por la propiedad de la tierra. ¿Por qué defienden los huertanos el derecho moral sobre el derecho jurídico? La injusticia, las desigualdades sociales o la corrupción son temas muy actuales de los que seguro encuentran ejemplos.
  • Blasco Ibáñez quiso dejar claro que la ignorancia, la incultura e incluso el conformismo de los colonos es parte del conflicto. Puedes hacer hincapié en  las opiniones de don Joaquín, y las dificultades de los niños para aprender, y darle la vuelta al argumento: ¿Qué hubiera pasado si los colonos fueran personas con educación? ¿Cómo habrían reaccionado ante las injusticias de los propietarios? ¿Se hubiera llegado al conflicto?
  • Batiste y Pimentó son personajes antagonistas. ¿Por qué? Juega a buscar adjetivos que definan a los protagonistas y sus acciones. Blasco Ibáñez define el primero como “padre latino” y al segundo como “caballero andante de la huerta”. ¿Qué nos quiere decir?

Encontrarás muchas más actividades para analizar la obra al detalle en la edición de La Barraca de nuestra editorial.

Y además de esta obra, quizá también te puede interesar trabajar en clase las obras de Shakespeare, Dickens o Bécquer.

 

Compartir:
FacebookTwitterGoogle+LinkedIn

Sin Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *