Como cada tercer jueves de noviembre, hoy es el Día Mundial de la Filosofía. Establecido en el año 2002 por la UNESCO, es un día para reivindicar tanto su legado, como su vigencia para afrontar los grandes retos de la actualidad.   

Entre ellos, destacan los retos educativos y el papel que la filosofía debe tener en la educación de las próximas generaciones. Por eso, queremos celebrar este día con 6 filósofos que han pensado sobre la educación.

6 visiones de la educación que nos demuestran que desde la Antigüedad Griega hasta hoy, la educación ha sido una de las cuestiones más urgentes e importantes y que más ha preocupado a los filósofos.      

El Día Mundial de la Filosofía en 6 visiones de la educación 

  • Platón 

La crianza y la educación, debidamente garantizadas, forman buenas naturalezas, y a su vez, asistidas por semejante educación, se tornan mejores aún que las precedentes.

La educación es la única “cosa grande”, le dice Sócrates a Adimanto en el cuarto libro del diálogo República. De hecho, después de explicar cómo debe organizarse el Estado y la función que debe cumplir cada uno en esa organización, dicen que nada funcionará sin educación. 

Ni siquiera las leyes, que proceden de Platón. La educación es la que asegura para él la integridad y la justicia de un Estado, y es lo único que puede garantizar su evolución.  

  • Diógenes de Sinope 

La educación es sensatez para los jóvenes, consuelo para los viejos, riqueza para los pobres y ornamento para los ricos.Diógenes por Jean-Léon Gérôme el Día Mundial de la Filosofía

Si atendemos a este testimonio, Diógenes creía que la educación es una de las poquísimas cosas en el mundo que tiene valor para todos, porque seas quien seas y poseas lo que poseas, siempre te aportará algo.

No es mucho lo que sabemos de la figura de Diógenes “el perro”, y tanto su nombre mal asociado al célebre síndrome, como la carga peyorativa que tiene el concepto de “cinismo” -corriente a la que perteneció- en la actualidad, ha contribuido a que sea muy malentendida.      

Contemporáneo del platonismo y el aristotelismo, el cinismo fue un movimiento crítico con los valores y normas vigentes y una gran apuesta por la independencia y la libertad, cuyo fundamento es la sabiduría. ¡Que el Día Mundial de la Filosofía sirva para reivindicarlo!   

  • Jean-Jacques Rousseau 

La obra maestra de una buena educación es formar un hombre racional.     

Esta afirmación la encontrarás en Emilio, o de la educación. Una obra de Rousseau, filósofo ilustrado pero muy personal, que apostaba por una educación que devolviera las virtudes naturales a los individuos, perdidas por el egoísmo y la hipocresía de la sociedad. 

Como Platón, Rousseau creía que no podía haber política, ciudad ni ciudadanía posible sin educación. Una educación que debe empezar por las emociones y que nunca se puede limitar a la transmisión de conocimientos.

  • Johan Huizinga

En el juego infantil se copia algo, se presenta algo más bello, sublime o peligroso de lo que generalmente es.

El Día Mundial de la Filosofía nos sirve para recordar que han sido muchos los filósofos que han pensado el juego como espacio de libertad con un papel esencial en la educación. 

Homo ludens (1938) es el clásico de Huizinga que por primera vez enseñó a tomar en serio el juego como hecho cultural. El valor educativo del juego, del que tanto se habla hoy, tiene un ilustre precedente en él, que veía en el juego infantil la gran fuente de enseñanza y superación del simple instinto de conservación. 

  • T. W. Adorno

Foto de Theodor W. Adorno Educar no es formar personas ni transmitir conocimiento, sino conseguir una conciencia cabal.

Puede parecer algo críptica esta frase de Adorno, pero si la leemos en su contexto se comprende mejor. El filósofo alemán la pronunció en una charla con Hellmut Becker, en la que decía que la educación no consiste en imponer una formación desde fuera, ni tampoco depositar contenidos en otra persona.

Para Adorno, la educación es una exigencia política que debe ser capaz de ofrecer herramientas a las personas para que se emancipen de cualquier tutela y sólo respondan a su conciencia emancipada. Sólo en ese caso podremos hablar de democracia. 

  • John Dewey 

La educación debe proporcionar situaciones auténticas en que la participación personal descubra el sentido del material y los problemas que transmite.

Dewey fue uno de los fundadores de la corriente filosófica denominada pragmatismo. Su correspondencia en el campo de la pedagogía es lo que se conoce como progresismo. Una visión de la educación orientada a trascender el currículum educativo y a vincular la formación con la vivencia y la experiencia práctica.  

En Democracia y educación (1916) Dewey sostiene que el aprendizaje es un resultado espontáneo derivado de la actividad práctica, del enfrentamiento directo con problemas, cuando se reflexiona después sobre ella. Sólo así podremos hablar de aprendizaje significativo.   

¿Conoces frases o visiones de la educación de otros filósofos? ¡Compártelas y celebra con nosotros el Día Mundial de la Filosofía! 

Si te ha gustado, te interesará 3 filósofos que han influido en la educación o 12 utilidades de la filosofía para niños.

Compartir:
FacebookTwitterLinkedIn

Sin Comentarios

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *