Posiblemente no exista nada más complejo que el aprendizaje. Necesitamos modelos teóricos para entenderlo y mejorarlo, incluso al precio de reducir puntualmente esa complejidad al pensar la educación. Por eso, son muchos los filósofos que han alimentado teorías pedagógicas.

De hecho, en su transversalidad, la pedagogía se nutre de un sinfín de disciplinas más allá de la tradición filosófica; psicología, sociología, antropología… Y al mismo tiempo, ha influido en todas ellas. ¡También en filósofos!

Vivimos una época de crisis de paradigma y transformación de la enseñanza. En este sentido, conocer los fundamentos de los modelos educativos contribuye a enriquecer el debate y evita que las propuestas sobre innovación educativa sean superficiales. 

  • Platón, el primero

¿En qué no ha influido Platón, el primer autor que desarrolla una teoría pedagógica? Estamos ante uno de esos filósofos que ha definido nuestra cultura. No importa si lo has leído o no, gran parte de la manera en la que piensas tiene que ver con su aportación y la de sus seguidores. 

Platón abordó el tema de la educación especialmente en uno de sus diálogos más influyentes, República, donde desarrolla gran parte de su teoría política. Y eso es porque la educación, la paideia, es la tarea más importante que debe afrontar una sociedad

¡Es la educación la que nos libera de las cadenas y nos permite salir de la caverna! Una tarea colectiva, que para Platón deben administrar los gobernantes, porque la educación debe ser la herramienta para poner los ciudadanos al servicio del bien común

Podríamos nombrar a todos, pero entre los pedagogos que se han nutrido especialmente del pensamiento platónico, se encuentran muchos que ni siquiera saben que Platón cubre sus espaldas teóricas.

Nadie escapa a su influencia. Grandes reformadores y humanistas, desde Tomás Moro a Juan Luis Vives, o más tarde un figura innovadora como Comenio, han basado sus teorías educativas en la aportación inagotable de Platón.  

  • Spinoza, el repudiado Retrato de Spinoza en 1665 ilustrando filósofos que han influido en la educación

Baruch Spinoza es uno de los malditos del pensamiento occidental. Formado como rabino, desde joven se mostró crítico con la ortodoxia, lo que le costó ser expulsado de la sinagoga y excomulgado a los 24 años, además de ser desterrado de Amsterdam acusado de blasfemia.

Se le aplicó la simbólica condena de desearle todas las muertes posibles. Su obra fue condenada y anatematizada por todos. Y a pesar de eso, se mantiene como uno de los autores más influyentes de la modernidad.  

Su concepción de las pasiones, entendidas de forma autónoma y ligadas al conocimiento (no a la problemática relación entre cuerpo y mente como lo hizo René Descartes), ha sido el aspecto que más ha alimentado teorías pedagógicas.

Y eso especialmente a partir de la influencia que tuvo sobre Lev Vygotsky, gran lector de Spinoza, en sus contribuciones en el campo de la psicología del desarrollo. El teórico ruso basa su aportación en la concepción de libertad y autodeterminación que tenía Spinoza.    

Esta era muy diferente a la tradicional y separaba libertad y voluntad: es libre quien actúa de acuerdo con su naturaleza. Por lo tanto, entendida como conquista de autonomía y no como libre albedrío. Su importancia radica en que en esos conceptos Vygotsky pone los cimientos de su teoría del desarrollo de la mente en un entorno social determinado.

  • Marcel, el cristiano

La filosofía había hecho volar demasiados pájaros con el desarrollo del idealismo durante el siglo XIX, lo cual había llevado a olvidar la existencia concreta, situada en una circunstancia (¡Yo soy yo y mi circunstancia! decía Ortega y Gasset).

Contra esa tendencia, sobresale el pensamiento de Søren Kierkegaard: él procuró prestar atención a la existencia de ese sujeto concreto, que de hecho es el fundamento del pensamiento, contra la disolución que tenía lugar en grandes sistemas como el de Hegel. 

Gabriel Marcel con Bernardo de Lippe-Biesterfeld en filósofos que han influido en la educaciónEl pensamiento de Gabriel Marcel ha sido catalogado dentro del existencialismo cristiano. Una de sus ideas centrales es la “encarnación” de la identidad en un cuerpo, que sólo se desarrolla de forma completa en la comunidad y vinculación con otro ser.        

Se trata de uno de los filósofos que ejerció una sólida influencia sobre Paulo Freire y su “pedagogía del oprimido” quien basó su propuesta en el diálogo y el compromiso con la existencia. La educación, para Freire, debería poner en el centro la cualidad relacional del ser humano.

En este sentido, debe desarrollarse en una comunidad de estructura horizontal que a la vez debe fomentar, asumiendo un posicionamiento político. Con ello, se estaría ofreciendo una educación liberadora, crítica y capaz de dotar de herramientas para tomar las riendas de la propia existencia.   

¡Cada uno ha abierto caminos para seguir pensando y transformando la educación, pero faltan muchos y muchas en esta pequeña selección!

Si te ha resultado interesante, tal vez quieras leer ¿Cómo podemos aplicar en el aula las conclusiones de la neurociencia? o Cómo rediseñar tu aula para mejorar el aprendizaje.

Compartir:
FacebookTwitterLinkedIn

Sin Comentarios

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *