Este 2017 se celebra el Centenario de la publicación completa de Platero y yo (1917), la obra más universal del poeta onubense Juan Ramón Jiménez, también conocido por Diario de un poeta recién casado. Queremos celebrarlo contigo y destacar la importancia de uno de los mejores poetas de nuestra literatura.

¿Quién es Juan Ramón Jiménez?

Nació en Moguer (Huelva) en 1881 y con 18 años se marchó a Madrid, donde escribió sus primeros libros de poemas. La repentina muerte de su padre le dejó traumatizado y con una gran preocupación por la muerte, una obsesión por la que fue internado en un sanatorio pero que no le impidió seguir escribiendo. La melancolía y la simbología caracterizan su poesía en esta época 

En 1905 decide volver otra vez a Moguer y poco después, conocerá a su futura esposa Zenobia Camprubí. De esta época datan escritos como Baladas de primavera, La soledad sonora, Poema mágicos y dolientes y la mayoría de las estampas de Platero y yo de la que se publicaron 63 capítulos en 1914, en una edición especial para niños, aunque no estaba dirigida a este público. Tres años más tarde, en 1917, se publica la obra completa con 138 capítulos. En su obra más universal, nos cuenta las sensaciones, impresiones y recuerdos de su infancia, con una dura crítica social.

Durante la Guerra Civil Española se exilió en Estados Unidos, donde continuó su carrera literaria. Regresó a España y en 1956 fue galardonado con el Premio Nobel de Literatura, alegría que quedó empañada por la muerte de su mujer Zenobia. Dos años después, Juan Ramón Jiménez moría en Puerto Rico.

Platero y yo en el aula

Es una las obras líricas más destacables del siglo XX, llena de un alto contenido moral, autoexigencia y una búsqueda incesante de la verdad y la belleza. Es el tercer libro más traducido después de la Biblia y El Quijote, una prueba más que evidente de la transcendencia de esta obra. ¿Cómo podemos trabajarla en clase?

  • Es una obra repleta de vocabulario interesante. Son poemas escritos en su etapa sensitiva, con muchas descripciones de paisajes, sentimientos, recuerdos y ensueños. Si cada alumno aprende una palabra, ¿cuántas palabras aprenderá toda la clase?
  • Puedes aprovechar la cantidad de adjetivos con los que nos deleita al autor para animar a tus alumnos a realizar sus propias descripciones.
  • Aparecen abundantes figuras retóricas durante la lectura: anímales a buscar ejemplos de comparaciones y metáforas.
  • Los versos son de arte mayor, endecasílabos y alejandrinos, con rima consonante y las estrofas son sonetos y serventesios. ¿Qué mejor oportunidad para aprender la teoría con una obra tan ilustre?  
  • El texto está lleno de exclamaciones e interrogaciones retóricas, lo que te permitirá ahondar en determinadas cuestiones y reflexionar sobre lo que quiere transmitir el autor.
  • También puedes aprovechar para conocer las costumbres, los paisajes, los sentimientos, las vivencias, etc. de la época en la que vivió Platero.

¡No pierdas la oportunidad de compartir con tus alumnos esta fantástica obra!

Otras obras que puedes trabajar en clase son Las aventuras de Tom Sawyer, la biografía de Shakespeare o el Lazarillo de Tormes

 

 

Compartir:
FacebookTwitterGoogle+LinkedIn

Sin Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *