La poesía es una de las formas más bellas, artísticas y puras del lenguaje. A través de la palabra, se han creado maravillosos poemas que han quedado grabados en la historia. No obstante, no es un género al cual se le atribuya un gran valor educativo y por eso queremos destacar, en el Día Internacional de la Poesía, que existen muchos beneficios y actividades derivadas de este arte.

¿Qué beneficios educativos tiene la poesía?

  • Enriquece nuestro uso del lenguaje: tiene una estructura más compleja y elaborada que la prosa a la que estamos acostumbrados y además permite asimilar e incorporar el uso de nuevas palabras a nuestro vocabulario.
  • Desarrolla habilidades comunicativas: con la poesía se potencia la expresión verbal, por ejemplo, mediante las rimas.
  • Fomenta la creatividad, imaginación y la comprensión: cada persona interpretará un mismo poema de diferentes maneras según las propias vivencias.
  • Potencia la expresión de emociones y sentimientos: los poemas están repletos de valores, de sentimientos, de miedos, alegrías, confesiones, sensibilidades, etc.
  • Potencia el lenguaje artístico a través del ritmo y la musicalidad.
  • Estimula la memoria: los poemas son magníficos para memorizar gracias a su ritmo. Se puede desarrollar tanto la memoria visual y como la auditiva.
  • Permite conocer otras cultura: gracias a autores como Rubén Darío, Bécquer, Góngora, entre otros,  podemos conocer otras expresiones, costumbres o tradiciones, de otras épocas.

Existen algunas experiencias muy interesantes que utilizan la poesía como herramienta educativa. Es importante tener en cuenta que para los más pequeños, los poemas deben ser cortos, utilizar un vocabulario sencillo y que las figuras retòricas no sean excesivas para que se comprendan los contenidos que se tratan, así como los valores implícitos que se pretenden transmitir.

A medida que van adquiriendo soltura con la poesía, se puede ir incrementando el grado de dificultad de forma que las interpretaciones se irán haciendo más complejas, aunque nunca deben dejar de ser  estimulantes y adecuadas al nivel cognitivo y madurativo de los alumnos.

Aquí te dejamos algunos recursos para potenciar la poesía en el aula:

  • Fichas imprimibles para trabajar la poesía con los más pequeños.
  • Taller de poesía: un listado de actividades que harán que los niños y niñas se diviertan con la poesía.
  • Recopilación de poemas para trabajar en el aula.
  • Los libros sobre poesía de Vicens Vives como Antología poética de Miguel Hernández, Poesías escogidas de Blas de Otero, Poesía de Antonio Machado o La dama del Alba de Alejandro Casona, entre otras. Todas las obras, además, incluyen actividades y propuestas para trabajar con los alumnos de secundaria.
  • Puedes encontrar más propuestas para trabajar las obras de Antonio Machado o de Gustavo Adolfo Bécquer en nuestro blog.

Y tú, ¿cómo vas a celebrar el Día Internacional de la Poesía en el aula? ¡Comparte tu experiencia con la comunidad educativa!

 

Compartir:
FacebookTwitterGoogle+LinkedIn

Sin Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *