A los niños y niñas les encanta dejar volar su imaginación y contar historias fantásticas. Debemos aprovechar esa creatividad y proponer actividades que desarrollen esta y otras competencias a la vez. ¿Cómo lo podemos hacer? ¡Dash & Dot pueden ser un buen recurso!

Dash & Dot son dos robots educativos que permiten trabajar todo tipo de contenido y competencias de una manera transversal y muy dinámica. Además, puedes crear actividades tan originales como tu mente sea capaz de imaginar. ¡Así que no lo dudes máS, puedes plantear actividades estupendas!

Como sabemos que siempre cuesta reponerse de las fiestas, ¡te proponemos una actividad para empezar este trimestre con energía! Está dirigida a niños y niñas entre 7 y 10 años, en la cual Dash & Dot se convierten en narradores y/o personajes de un espectáculo genial. El material necesario, además de los dos robots educativos, son recursos para realizar la decoración del escenario y de los personajes (tijeras, cola, cartulina, etc.).

¿En qué consiste la actividad?

Esta actividad se basa en cuatro pasos:

  • En primer lugar, los alumnos en grupos de 2-3, deben redactar una pequeña historia (según el nivel cognitivo, puede ser dibujada o escrita). En esta historia, se deben observar con claridad las tres partes en las que se divide una historia: la introducción, el nudo o desarrollo y el desenlace o conclusión.
  • Una vez esté clara la historia, deberán construir el escenario y la vestimenta de los personajes con el material que se le proporciona, dependiendo del tiempo puede ser más o menos elaborada.
  • A continuación, los alumnos deberán programar mediante la aplicación Blockly los algoritmos para que Dash & Dot puedan interpretar la historia que se ha preparado. Para ello los alumnos deberán probar y corregir sus programaciones para lograr que los robots hagan aquello que han previsto representar.
  • Finalmente…¡se levanta el telón y empieza la función! Con la programación de los robots preparada y validada, el escenario montado, la vestimenta de los robots a punto y las cámaras preparadas, ya se puede grabar un breve vídeo que registre la historia de cada grupo.

¿Qué podemos hacer después de la actividad?

Es interesante que se pongan en común los vídeos de cada grupo de manera que puedan compartir y contextualizar, a través de la expresión verbal, la trama argumental que han querido representar.

También es un buen momento para explicar y reflexionar acerca del proceso que han seguido para planificar su narrativa, lo que más les ha costado, qué han aprendido con esta actividad y lo que más les ha gustado hacer. De este modo, realizamos una síntesis del proceso a la vez que desarrollamos una evaluación metacognitiva y permitimos que tomen conciencia de su propio proceso de aprendizaje.

Las actividades con Dash & Dot son muy variadas, interdisciplinares y entretenidas: puedes resolver laberintos, descubrir el método científico, viajar por el mundo o trabajar con las matemáticas.

¿Tienes Dash & Dot en el aula? ¡Cuéntanos qué actividades pones en práctica con estos simpáticos robots!

Compartir:
FacebookTwitterGoogle+LinkedIn

Sin Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *