Uno de los claros ejemplos de la irrupción de las TIC en el aula es el uso, cada vez más extendido, de la Pizarra Digital Interactiva. Los docentes apuestan por esta herramienta por las ventajas que se encuentran en el día a día en sus clases. Aquí te dejamos algunos ejemplos para que también tú le puedas sacar el máximo partido a la PDI.

  1. Utiliza todos los recursos a tu alcance

Una de las grandes ventajas de la PDI es el acceso a Internet y, por lo tanto, a un sinfín de  recursos al alcance del docente, muy útiles para complementar las clases o aclarar conceptos complicados. La combinación de texto, imagen y sonido permite visitar una página web sobre el tema que explicamos, ver un video explicativo del concepto que tratamos o realizar actividades interactivas para reforzar la materia impartida.

  1. Fomenta la interacción en tus clases

La interacción del docente con sus materiales es más cómoda e inmediata gracias a la escritura directa sobre la misma pantalla sin necesidad de utilizar el teclado o el ratón. Y el hecho de que los estudiantes también puedan interactuar con la PDI permite, como asegura el INTEF, una triple interacción: el profesor ante el ordenador, algunos alumnos en la PDI y el resto participando desde sus pupitres.

Además, tanto docentes como estudiantes pueden utilizar la Pizarra Digital Interactiva, por lo que se convierte en un espacio común para avanzar conjuntamente en el aprendizaje. Corregir ejercicios en grupo o resolver colectivamente las dudas, son dos ejemplos de uso conjunto de la PDI.

  1. Aumenta la motivación de tus estudiantes

La PDI cumple perfectamente con la necesidad de crear ambientes en los que los estudiantes tengan un papel más activo en su proceso de aprendizaje. La implicación y la diversidad de recursos favorecen unas clases más dinámicas y atractivas para los estudiantes, lo que influye directamente en su motivación. Diversas experiencias concluyen que, superadas las reticencias iniciales, también la PDI aumenta la motivación y autoestima del docente.

PDI 1 | Vicens Vives

  1. Recupera y reutiliza el trabajo previo

Todo los cambios, modificaciones y ampliaciones que se realizan mediante la PDI se pueden guardar, lo que permite que el material siempre esté disponible para retomar la clase en el punto que nos quedamos ayer, para repasar conceptos o simplemente para situar a los alumnos antes de seguir adelante con los contenidos.

  1. Trabaja la competencia digital

Ordenador, tableta, móvil, consola, televisión… la Pizarra Digital Interactiva es una pantalla más en el entorno habitual del estudiante. Cada vez es más temprana la interacción con dispositivos táctiles e interactivos, ¿por qué no debe tener continuidad en el centro educativo si, además, fomenta un aprendizaje más significativo?

  1. Adapta la PDI a tus necesidades

Desde aprender a escribir hasta entender la física, la pizarra digital se puede utilizar en todas las edades y en todas las asignaturas. Además, permite adaptarse a la diversidad de cada aula y al ritmo de cada grupo. La flexibilidad es otra de sus grandes ventajas y en manos del docente queda sacarle todo el partido posible.

  1. Facilita el trabajo cooperativo

Los trabajos en grupo toman una nueva dimensión con la pizarra digital. Los alumnos pueden trabajar conjuntamente en un proyecto multimedia y presentar después en clase el resultado, gracias a las posibilidades de esta herramienta. Compartir trabajos propios, comentar los ajenos o buscar y seleccionar información se ha convertido en una tarea colectiva y cooperativa.

PDI 2 | Vicens Vives

Edubook en la PDI

Con la intención de facilitar el proceso de aprendizaje, todos los recursos de Edubook están adaptados para la PDI y el acceso al contenido del libro y los recursos es muy intuitivo y sin necesidad de conexión a Internet.

De esta manera, se puede proyectar el apartado del libro más conveniente en cada momento, con galerías multimedia, videos animados o mapas interactivos muy útiles para complementar la explicación. La proyección de las actividades permite resolver los ejercicios de forma colectiva y, además, el docente tiene acceso a recursos adicionales como guías didácticas, recursos para la atención a la diversidad o propuestas curriculares.

Y tú, ¿ya utilizas la PDI? Convéncete de las posibilidades de una herramienta que acerca la tecnología a las aulas, a la vez que fomenta métodos de aprendizaje más participativos y significativos.

 

Compartir:
FacebookTwitterGoogle+LinkedIn

Sin Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *