Este 14 de enero se cumplen 120 años de la muerte de Lewis Carroll. Su Alicia lleva más de 150 años deleitando a niños y no tan niños con sus aventuras en el País de las Maravillas. Todo un universo fantástico pero lleno de lecciones y aprendizajes que queremos homenajear con estas 10 curiosidades. ¿Las conocías?

1-Lewis Carroll es un seudónimo de Charles Lutwidge Dodgson. ¿Cómo lo eligió? Tradujo su nombre al latín: Carolus Ludovicus. Invirtió el orden: Ludovicus Carolus. Y volvió a traducir al inglés: Lewis Carroll.

Pese al seudónimo, Carroll percibía como una amenaza el éxito de su libro. A una estudiosa que pretendía incluir el suyo en un diccionario de seudónimos le dijo: “constituiría para mí una auténtica desdicha ser reconocido, o señalado, por extraños”.

2.- Las aventuras subterráneas de Alicia. Su obra más famosa nació como un relato oral,  que Carroll contó a las hermanas Liddell en un paseo en barca. Lo llamó Las aventuras subterráneas de Alicia. Alice, su favorita y protagonista de la historia, le pidió que escribiera el cuento: así nació un clásico de la literatura.

El padre de las niñas también estaba en la barca y relata así cómo sucedió:

3.- Alice Liddell guardó el manuscrito, ilustrado por el propio Carroll, hasta su vejez. Ahora se conserva como una reliquia en el Museo Británico.

4.- ¿Por qué el País de las Maravillas es un sinsentido? Por que una de las niñas se lo pide en la barca. En un poema del mismo Carroll así lo cuenta:

 

5.- ¿Qué son los poemas que intenta recordar Alicia? Son textos (inútiles para Carroll) que los alumnos británicos memorizaban en las escuelas, poemas morales que el autor quiso parodiar. Por eso hace que Alicia los distorsione sin querer y pervierta el sentido.

6.- Cartas jeroglífico. El tono divertido, el jugar con el lenguaje, la comunicación como objeto lúdico… estaban presentes incluso en la correspondencia personal de Carroll. Esta es una carta-jeroglífico enviada a una amiga. Mucho dibujos representan palabras homófonas. ¡Practica tu inglés y juega a descubrirlas!

7.- Final feliz sin romance. En palabras del propio Carroll Alicia es “un desesperado intento de crear una nueva forma de cuento de hadas”. Y una prueba es el final, poco convencional pero también feliz: en vez de un romance eterno junto a un príncipe salvador, Alicia sale triunfadora del paso de la infancia a la adolescencia (incluso a la adultez). 

Carroll le da las herramientas para enfrentarse al desconcertante mundo de los adultos, que encarnan la Reina de Corazones, la Oruga, la Duquesa o el Sombrerero. Supera sus miedos y frustraciones y gana en confianza, ingenio y seguridad.

También puedes descubrir otros clásicos como Luces de Bohemia, La Celestina, Tom Sawyer o Platero y yo.

 

Compartir:
FacebookTwitterGoogle+LinkedIn

Sin Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *