“No es otra cosa la literatura que el primero y más firme camino para entender la historia realizada; mentor universal, nos reproduce lo pasado, nos explica lo presente y nos ilustra y alecciona para las oscuras elaboraciones de lo porvenir.”

Francisco Giner de los Ríos (1839-1915)

Tenemos tendencia a separar todo en especialidades, cuando la realidad es muy distinta. No sólo existe cine o literatura para aprender historia, sino que la propia historia se ha reconstruido en occidente como un relato literario, con una voluntad narrativa de explicar quiénes somos.  

Sea o no verdad que quien no conoce su historia está condenado a repetirla (y que se atribuye erróneamente a personajes tan dispares como Churchill, Marx o Santayana), lo cierto es que lo que nos distingue del resto de animales es convertir el pasado en “historia” para procurar entenderlo y aprender de él.

Imagen libro antiguo literatura para aprender historiaCuando Heródoto comenzó a hacer historia en el siglo V a.C., hizo algo que los griegos llamaban ιστορία, que quiere decir “indagación” y “pregunta”. Dicho de otro modo, una investigación que parte de la observación y de los λόγοι (lógoi). Es decir, de los relatos que todo pueblo explica.        

Era un mundo distinto al nuestro, pero en el fondo compartimos la misma lucha contra el mismo olvido y contra el mismo tiempo, que como decía Aristóteles, lo diluye todo. En eso radica el gran valor de la literatura para aprender historia.  

15 propuestas de literatura para aprender historia

Mejor que cualquier manual, además de reconstruir el ambiente de una época y hacernos viajar hasta ella, si hay algo que hace especialmente interesante aprender historia con obras literarias, es que además de enseñarnos lo que ha sucedido, la literatura nos enseña qué podría haber sucedido.

Ese siempre ha sido el espíritu de la literatura y el arte. ¿Se te ocurre enseñar algo más valioso que el pasado y el presente pueden ser de otra manera? A nosotros no, porque da como fruto a personas maduras, críticas y creativas.

Por eso te traemos quince propuestas de literatura para aprender historia perfectas para el aula; tres para cada una de las cuatro grandes edades de la historia, más otras tres dedicadas al turbulento siglo XX del que tanto debemos aprender.

Todas ellas con actividades y material complementario que te ayudarán a contextualizar cada obra y a aprovecharla como herramienta para sumergirte en un lugar y una época.   

  • Edad Antigua               
  1. Robert Swindells: Mitos y leyendas del Antiguo Egipto. Cucaña.

El laureado escritor Robert Swindells y el ilustrador Stephen Lambert se unen en este volumen para elaborar una recreación de los relatos más populares de la tradición mitológica egipcia, la civilización más avanzada de la tierra durante tres milenios.   Portada Metamorfosis de literatura para aprender historia

  1. Ovidio: Metamorfosis. Clásicos adaptados.

Presentadas en un estilo ágil y cautivador, las Metamorfosis son esas historias que han dado lecciones a los occidentales desde los tiempos del Imperio Romano. Un legado necesario para saber quiénes somos, ilustrado nada menos que por Alan Lee, Óscar al mejor diseño artístico por su trabajo en El señor de los anillos.  

  1. Rosemary Sutcliff: Naves negras ante Troya. La historia de la Ilíada. Clásicos adaptados.

Leer la Ilíada es tan imprescindible como difícil. En esta adaptación la célebre escritora Rosemary Sutcliff consigue narrar con ritmo ágil todo el mito de la guerra de Troya, para que los lectores actuales, jóvenes y adultos, puedan disfrutar del gran patriarca de la literatura occidental.                    

  • Edad Media
  1. Lope de Vega: Fuente Ovejuna. Clásicos Hispánicos.     

La magistral dramaturgia de Lope de Vega consigue subir a escena la revuelta popular que terminó con la vida del comendador Fernando Gómez de Guzmán. Una tragicomedia que te traslada al Antiguo Régimen y te empuja a pensar el poder de la monarquía absoluta. ¡Alta literatura para aprender historia!

  1. Yue Hain-jun y Juan Manuel Soldevila: Marco Polo. La ruta de las maravillas. Cucaña biografías.

Portada Marco Polo de literatura para aprender historia

Viajar de Venecia al corazón de China siguiendo la ruta de la seda es la más apasionante lección de historia, mezclando documentación y fábula, de la mano de un navegante explorador del Imperio más avanzado del mundo, que ya había inventado la pólvora, la imprenta y la brújula. Una lección, por cierto, que un siglo después Colón se llevó bajo el brazo en su primer viaje hacia las Indias.

  1. Agustín Sánchez Aguilar: La leyenda del Cid. Cucaña.

Las gestas del caballero de Vivar, elevado a héroe por la tradición oral, enseñan mucho de los ideales castellanos de una época porque se proyectaron sobre ellas. El relato que recoge Agustín Sánchez Aguilar consigue trazar una visión completa y orgánica de la leyenda del Cid desde su nacimiento hasta su muerte.

  • Edad Moderna
  1. Michael Rosen: Shakespeare. Vida y obra de un escritor genial. Cucaña biografías.

“Ser o no ser” es la cuestión de Hamlet y de la conciencia moderna. Como sucede con Montaigne, estudiar la figura de Shakespeare es la manera más sutil y profunda de entender la época. Una biografía que además es una brillante puerta de entrada a obras maestras como Romeo y Julieta, El sueño de una noche de verano y El rey Lear.  

  1. Miguel de Cervantes: Don Quijote de la Mancha. Clásicos adaptados.

El Quijote es un verdadero punto de inflexión: parodia un mundo que desaparecía y da luz a un nuevo género. Presentado por una autoridad como Martín de Riquer, Eduardo Alonso consigue en esta adaptación conservar todo el vigor del estilo cervantino. Portada Los tres mosqueteros de literatura para aprender historia

  1. Alexandre Dumas: Los tres mosqueteros. Clásicos adaptados.

Una atrapante obra maestra, escrita desde el espíritu romántico del XIX pero ambientada en el XVII, que incita como pocas a aprender más sobre la Francia de Luis XIII y el cardenal Richelieu. ¡Imposible aburrirse con las aventuras de Aramis, Porthos, Athos y el valeroso d’Artagnan!

  • Edad Contemporánea. Siglo XIX.
  1. Charles Dickens: Historia de dos ciudades. Cucaña.

Una novela tan singular como sutil del escritor inglés, capaz de mostrarnos hasta las sombras del llamado Siglo de las Luces, y todos los matices de la Revolución Francesa vista desde Inglaterra. El relato de una época recreada con vigor y encarnada en personajes inolvidables como el doctor Manette, el señor Lorry o los Defarge, que en esta adaptación mantiene el carácter vibrante del original.      

  1. Benito Pérez Galdós: Trafalgar. Aula de literatura.

Portada de Trafalgar de literatura para aprender historiaEl año próximo se cumplirán 100 años de la muerte de uno de los más grandes novelistas españoles. Desde los Episodios nacionales, a Galdós le preocupó extraer lecciones de la historia de España. Trafalgar no sólo relata la derrota de la flota franco-española frente a los británicos, sino que analiza sus causas y señala a los responsables políticos con toda la atracción de una narración épica que es un alegato contra la guerra.     

  1. Henrik Ibsen: Un enemigo del pueblo. Clásicos Universales.  

Retratar la condición humana con la precisión del escritor noruego hace que sus obras resistan el paso del tiempo. Un enemigo del pueblo es tan capaz de retratar la sociedad burguesa de la época como de ridiculizarla. Un retrato que vive de la fidelidad al habla real de los personajes y que Cristina Gómez Baggethun consigue verter al castellano, en una edición de Rebeca Martín con guía de lectura y anotaciones muy clarificadoras.      

  • Edad Contemporánea. Siglo XX.
  1. Ramón del Valle-Inclán: Luces de bohemia. Clásicos Hispánicos.

El  “esperpento” como correlato del expresionismo, es la mirada que le permitió a Valle-Inclán construir un retrato crudo de la España de la Restauración, el trasfondo de una época que Portada de Luces de Bohemia de literatura para aprender historiaagonizaba y que daría lugar a la tragedia de la Guerra Civil y la Dictadura, un período del cual todavía hoy no se han extraído todas las lecciones necesarias.    

  1. Fernando Fernán Gómez: Las bicicletas son para el verano. Clásicos Hispánicos.

Esta exitosa obra dramática, llevada sólo dos años después de su estreno al cine, te permite trasladarte al Madrid de la guerra civil desde la visión sencilla y cotidiana de la adolescencia. Una perspectiva muy interesante porque la fuerza emotiva de la narración acerca los hechos históricos a todas las generaciones, uno de los principales objetivos de utilizar la literatura para aprender historia.  

  1. Ana Frank: La memoria del Holocausto. Cucaña biografías.

La biografía de Anna Frank, novelada con gran rigor por Eduardo Alonso, es tan capaz de cautivar como de situar al lector frente a los interrogantes de la protagonista, que murió de tifus en el campo nazi de Bergen-Belsen con tan sólo 15 años. El volumen se completa con una amplia y documentada historia de la persecución al pueblo judío, desde los tiempos de las tribus nómadas de Canaán hasta la Segunda Guerra Mundial. Una lectura tan impactante como necesaria para las jóvenes generaciones.  

¿Te gustaría comenzar ya a utilizar la literatura para aprender historia? ¡Nosotros te proponemos una vuelta a los orígenes! Y para ponértelo más fácil te regalamos dos libros: un ejemplar de Mitos y leyendas del Antiguo Egipto y otro de Naves negras ante Troya. La historia de la Ilíada. ¿Cómo llevártelos a casa? ¡Muy fácil! Entra en nuestra página de Facebook y participa en el sorteo.   
Promoción en Facebook de dos libros, literatura para aprender historia

¿Ya has utilizado en el aula la literatura para aprender historia? ¡No dudes en compartir tu experiencia con nosotros!

Si te ha resultado interesante, entonces querrás conocer Mitos y leyendas del Antiguo Egipto: descubriendo una cultura milenaria o 5 libros para mostrar la importancia de la justicia.

Compartir:
FacebookTwitterLinkedIn

Sin Comentarios

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *