Si hay algo que quita el sueño a padres y madres, son los problemas para dormir de los niños y niñas. Es habitual que a los peques les cueste el momento de irse a la cama, intentando remolonear lo más posible y alargando el momento de meterse entre las sábanas.

Las consecuencias de los problemas para dormir en niños y niñas

La falta de sueño o la mala calidad de este tiene consecuencias negativas y visibles en los niños y niñas, afectando especialmente a la memoria y al estado de ánimo. Un sueño infantil correcto en cantidad y calidad es necesario para recuperar energía y ayuda a restaurar el cerebro y otros órganos para que funcionen correctamente. ¡El sueño tiene una función reparadora y reguladora del organismo!

Pero, ¿cuántas horas deberían dormir los niños y niñas? A partir de los 3 años lo recomendable es que duerman alrededor de 11 horas ininterrumpidas, una cantidad que irá disminuyendo progresivamente a medida que se hacen mayores, estableciéndose en aproximadamente 9 horas a partir de los 10 años.

Algunas ideas para superar los problemas para dormir

Recuerda que es importante la firmeza y seguridad de los familiares para que el peque consiga adquirir la rutina de sueño correctamente, manteniendo las decisiones y los hábitos marcados previamente.

  1. Establecer un horario fijo: Determinar la hora de irse a la cama y la de levantarse y mantenerla cada día es un paso imprescindible a la hora de ayudar a los más peques a conciliar el sueño. El cuerpo se acostumbrará al ritmo establecido, preparándose para dormir y despertarse en el momento correcto.
  2. La importancia de las rutinas: Ponerse el pijama, lavarse los dientes, preparar la ropa y mochila para el día siguiente… cada familia puede establecer las tareas y rutinas que se adapten a sus necesidades y a las habilidades de los niños y niñas, pero sea cual sea la secuencia de acciones es importante fijarla para darles seguridad y un ambiente predecible.
  3. El espacio perfecto para conciliar el sueño: Igual que con los horarios, también es muy útil establecer un mismo lugar para dormir, que en principio debe ser su propia cama, evitando que duerma con adultos o con hermanos y hermanas. Además, para prevenir los problemas para dormir es importante vigilar la correcta temperatura y ventilación de la habitación, y procurar que utilicen ropa holgada y cómoda.
  4. Un baño para relajar cuerpo y mente: Un baño o ducha de agua tibia ayuda al cuerpo a calmarse y a entrar en calor. El agua caliente logra relajar los músculos y transmite una sensación de bienestar, que ayuda a poder dormir de manera profunda y reparadora.
  5. La actividad física, ¡imprescindible!: En los peques, el deporte o la actividad física por las tardes favorece el descanso nocturno y alivia los frecuentes problemas para dormir. El agotamiento físico facilita el sueño, así de sencillo. ¿Quién no ha dormido del tirón después de un día repleto de actividades deportivas?
  6. Siempre con el estómago vacío: Son ya muchos los expertos que recomiendan cenar como mínimo dos horas antes de ir a dormir para dar tiempo al cuerpo a realizar la digestión antes de meterse en la cama, y poder disfrutar de un sueño más reparador. Además, adelantar la hora de la cena ¡es un hábito que tendrá ventajas para todos los miembros de la familia!
  7. Actividades relajantes antes de dormir: Evitar las pantallas en las horas previas a irse a dormir es imprescindible si quieres conciliar el sueño en menos tiempo, como afirma este estudio. Es preferible elegir actividades tranquilas y que acompañen al niño o niña a entrar progresivamente en un estado de relajación, como la lectura de cuentos o el yoga. Para esta última opción, te recomendamos el libro Juguemos a hacer yoga para ir a dormir (recuerda que también tienes la versión en catalán disponible).

Consejos para niños con problemas para dormirY tú… ¿qué trucos y consejos conoces para que los peques duerman bien? Si te interesa el tema, te recomendamos echar un vistazo también a nuestro artículo sobre los 10 beneficios de leer un cuento antes de dormir.

Compartir:
FacebookTwitterGoogle+LinkedIn

Sin Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *