Desde su creación en 2004, Facebook se ha convertido en la red social por excelencia hasta llegar a los 1.860 millones de usuarios activos en todo el mundo, según datos de la propia empresa. Estudios como el de Mar Iglesias y Cristina González muestran que la gran mayoría de los alumnos poseen una cuenta en esta red social. Este hecho debe ser aprovechado en las aulas.

Aunque el uso de Facebook es, mayormente, para ocio, información y entretenimiento, la red social también puede ser empleada como herramienta educativa. Toma nota de los usos que te traemos para hacer de Facebook un recurso educativo útil.

  • Crear grupos de clase: Facebook ofrece la posibilidad de crear grupos privados, en los cuales un administrador gestiona la entrada de nuevos miembros. En este grupo podrías resolver dudas fuera del aula, recordar tareas que deben realizar tus alumnos y, en definitiva, mantener un canal de comunicación fluido con tus estudiantes.
  • Herramienta para la elaboración de trabajos: la red social puede servir a tus alumnos para preparar presentaciones grupales que hablen de diversos personajes. Por ejemplo, si tus estudiantes tienen que preparar una exposición acerca de la generación del 27, podrías sugerirles que creen un grupo de Facebook en el que añadan los perfiles de los autores históricos que formaron parte de esta generación. ¡Sería muy original!
  • Debates: a partir de la publicación de textos o de soporte audiovisual, podrías plantear debates en el grupo de clase. Con tal de facilitar el entendimiento de los argumentos de cada alumno, podrías limitar el número de participaciones de cada uno y que, al término del debate, alguno de tus alumnos escriba un texto sobre las conclusiones que se han extraído.
  • Eventos: Facebook ofrece la posibilidad de crear eventos e invitar a los amigos que desees. ¡Tus alumnos no se olvidarán de un examen si creas un evento para ello!
  • Recopilatorio diario de noticias: podrías proponer que, por grupos, tus alumnos publiquen a diario en el grupo un compendio de noticias relevantes para estar informados.
  • Identificación de noticias falsas: siguiendo la línea de la propuesta anterior, en esta ocasión podrías sugerir a tus estudiantes que, una vez por semana y por grupos, realicen una publicación en el grupo de clase en la que adjunten una noticia que consideren falsa. Deberían explicar por qué creen que no es verdadera.
  • Compartir enlaces de interés: la inmediatez que ofrecen las redes sociales y, por extensión, Facebook te permitirá compartir artículos, vídeos o imágenes que te parezcan de interés con tus alumnos sin necesidad de esperar a tu hora de clase. Tras compartir estos materiales, podrías pedirles que te transmitan brevemente sus impresiones.
  • Preguntas: Facebook permite crear encuestas en los grupos. Podrías sacar partido de este recurso para orientar el aprendizaje según las necesidades de tus estudiantes.

Las redes sociales mantienen ocupados a diario durante mucho tiempo a tus alumnos. Es importante saber que parte de este tiempo se puede destinar a fines educativos, mediante algunas de las propuestas que te hemos expuesto y otras que puedas plantear como docente. ¡Exprime al máximo todas las funcionalidades de Facebook y enriquece el aprendizaje en tu aula!

Si este post te ha resultado útil, no te pierdas Cómo aprovechar el potencial educativo de Twitter.

 

Compartir:
FacebookTwitterGoogle+LinkedIn

Sin Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *