Hoy tienes una ocasión para educar en la No violencia. Como cada año desde la resolución de la ONU en 2007, el 2 de octubre se celebra el Día Internacional de la No violencia conmemorando el nacimiento de Mahatma Gandhi, líder de la independencia de la India que combinando conceptos del hinduismo y las teorías de Henry David Thoreau se convirtió en el gran inspirador de los movimientos de desobediencia civil pacífica.

Todos los días internacionales son una oportunidad para sensibilizar a los estudiantes y esta es una ocasión para trabajar valores fundamentales en clase a lo largo del curso. Recuerda que no hay mayor motor de transformación que la educación, ni mejor espacio para llevarlo a cabo que las escuelas.

La violencia tiene lugar de muchas formas. El sociólogo noruego Johan Galtung distingue tres grandes tipologías que a su vez se manifiestan de muchas maneras, y los alumnos deben ser consciente de ellas. De la misma forma, educar en la paz es uno de los retos fundamentales de la educación actual.  

Sin embargo, en este caso hablamos de algo más específico. Educar en la No violencia apunta en concreto a rechazar el uso de la violencia física para lograr un cambio, ya sea a través de marchas pacíficas o intervenciones no violentas como forma de presión.

En definitiva, estás enseñando métodos pacíficos en la resolución de conflictos y la lucha contra la injusticia respetando siempre la vida del que la ejerce, ¡una lección muy valiosa! Eso sí, cada etapa educativa necesita sus propias metodologías y herramientas, que no son más que detonantes que te permitirán trabajar la No violencia.  

Herramientas para educar en la No violencia

Desde el ciclo inicial de primaria hasta el último curso de bachillerato, cada etapa educativa requiere un tratamiento diferente para educar en la No violencia. Aquí te presentamos algunas propuestas:    

  • Pintura

El lenguaje artístico es un gran pretexto para trabajar la No violencia, y el soporte visual suele ser funcionar muy bien con los alumnos. Desde los primeros cursos de primaria atrévete a probar con un cuadro figurativo que te permita abordar el aspecto primitivo de la violencia, o incluso con arte urbano o arte abstracto.

Pregúntales qué ven en él, qué les sugiere, si hay algo que les sorprenda y si les gustaría estar en él, qué nos dice sobre la violencia, si pueden imaginar un cuadro opuesto… a partir de entonces podéis establecer un plan de discusión: ¿Cuáles son las causas de la violencia? ¿Cuáles sus efectos? ¿Qué soluciones imaginas?          

  • Literatura

Desde el ciclo inicial de primaria puedes trabajar con la literatura y los cuentos, una importante fuente de educación emocional que enseña a gestionar y reaccionar frente a las emociones de una manera no violenta. Para los primeros cursos cuentas con historias interesantes y divertidas, más adelante puedes tratar aspectos como el inconformismo ante la injusticia y en los últimos cursos acudir a figuras ejemplares de la lucha no violenta como Rosa Parks.  

  • Dinámica contra el miedo

El miedo y la violencia están muy relacionados: el primero conduce a la otra de manera instintiva. Si dispones de espacio, hay un ejercicio interesante para los últimos cursos de primaria y los primeros de secundaria.

Se trata de reunir todo el grupo en un lado formando una cadena humana menos una persona que correrá contra ellos con los ojos tapados, y el grupo debe frenarlo con cuidado. La actividad propone superar el miedo y confiar en el resto durante todo el trayecto.      

  • Cine y audiovisuales

Tanto en la ESO como en Bachillerato, los materiales audiovisuales suelen activar la reflexión si se genera un ambiente adecuado. Te dará mucho juego discutir sobre el discurso final en El Gran Dictador (1940) de Charles Chaplin o conocer a fondo la figura de Gandhi con la inolvidable Gandhi (1982) de Richard Attenborough, ya sea con la película o un fragmento dependiendo del tiempo del que dispongas.

  • Una escuela para la No violencia

El Día Internacional de la No violencia puede ser un punto de inflexión para plantearte un proyecto de convivencia que vaya más allá del aula e involucre todo el centro y las familias, estimulando la participación, aprendiendo a gestionar los conflictos en el aula, diseñando normas de convivencia, o aprovechando los retos y oportunidades de la interculturalidad.    

Diálogos y debates, fotografías, frases y aforismos… seguro que conoces más propuestas o puedes diseñarlas tú mismo: ¡No olvides compartirlas con nosotros!   

Seguro que también te resulta interesante leer sobre el Día escolar de la No violencia y la Paz y conocer 5 libros infantiles para hablar de tolerancia en el aula  

Compartir:
FacebookTwitterGoogle+LinkedIn

Sin Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *