Emilia Pardo Bazán (1851-921) es una de las figuras más apasionantes del panorama cultural europeo de finales del siglo XIX y principios del XX. Nacida en el seno de una familia noble de Galicia, doña Emilia, mujer de una vitalidad arrolladora y de una inteligencia y una curiosidad desbordantes, quiso disfrutar de una libertad que les estaba vedada a la mayoría de mujeres de su época. Pazos UlloaAsí, se codeó con algunos de los escritores e intelectuales europeos más relevantes del momento,reivindicó con una agudeza incontestable los derechos de la mujer, y cultivó con una fortuna singular todos los géneros literarios, especialmente la novela, el cuento y el ensayo.

A causa de su desparpajo y su carácter decidido, doña Emilia se vio envuelta en diversas polémicas. La más relevante de todas ellas fue la consagrada a la recepción del naturalismo en España, un asunto espinoso al que la autora dedicó una serie de artículos periodísticos reunidos en La cuestión palpitante (1883). En este libro, Pardo Bazán defendía la escuela naturalista fundada por el francés Émile Zola, aunque también le ponía algunas objeciones. Y es que doña Emilia, mujer de gustos muy eclécticos, era partidaria de un«realismo armónico y sincrético» que no excluyera ni el romanticismo ni el naturalismo, y que continuara la tradición autóctona, especialmente la cervantina y la de los maestros de los Siglos de Oro.

La obra

En 1886, Pardo Bazán publicó Los Pazos de Ulloa, obra cumbre de la narrativa española del siglo XIX y novela emblemática de su personalísima concepción del ideario naturalista. El protagonista de la novela es Julián Álvarez, un clérigo joven e inexperto que se traslada desde su Santiago de Compostela natal hasta el corazón de la montaña gallega para hacerse cargo de la administración y capellanía de la casa de Ulloa. Allí, en vísperas de la Revolución de 1868, el apocado Julián se encontrará con un mundo dominado por el primitivismo y las bajas pasiones.

En el aula

La editorial Vicens Vives acaba de publicar, en la colección Clásicos Hispánicos, una magnífica edición de Los Pazos de Ulloa, prologada por Teresa Barjau y anotada por Montserrat Amores y Rebeca Martín. El libro, ilustrado por Gianni De Conno, cuenta además con un estudio de la obra que permite profundizar en los diversos aspectos de la novela, como su riqueza lingüística, la hondura psicológica de los personajes, o el contexto social y político en el que se ubica la acción. En el aula, podemos acompañar la lectura de la obra de estas cinco propuestas que te ayudarán a sumergirte en el mundo de Pardo Bazán:

  • ¿Quién fue Emilia Pardo Bazán? Investiga la biografía y las circunstancias en que vivió doña Emilia. Tanto en la Casa-Museo Emilia Pardo Bazán como la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes encontrarás algunas herramientas utilísimas.
  • Conoce el naturalismo. Adéntrate en esta escuela literaria, fundada por el francés Émile Zola,  y vinculada a los grandes avances científicos y a los cambios sociales que se produjeron en Europa a mediados del siglo XIX. ¿Sabes por qué elementos se caracteriza el naturalismo? ¿O cuál fue su punto de vista ideológico? ¿Qué repercusión tuvo en la literatura española de la época? ¿Cómo lo describió Pardo Bazán en La cuestión palpitante? ¿Y de qué modo se manifiesta en otras novelas fundamentales de la época, como en la precursora Madame Bovary de Gustave Flaubert, o TristanaTormento de Benito Pérez Galdós?
  • Profundiza en el valor histórico de la novela. La Revolución de 1868 es el gran telón de fondo de la obra. Puede resultar muy enriquecedor abordar la relación de la trama con este hecho histórico y trabajarla de manera conjunta en diferentes asignaturas, como Lengua e Historia.
  • Trabaja la obra con material audiovisual. En 1985, el director Gonzalo Suárez adaptó Los Pazos de Ulloa para la televisión. Sin duda, se trata de una buena oportunidad para aproximarse al relato desde otro punto de vista. El profesor puede seleccionar algún pasaje decisivo de la novela y analizar con los estudiantes su adaptación a la pantalla desde diversos elementos: el tratamiento del espacio y de la atmósfera, los aspectos lingüísticos, los personajes…
  • El papel de la mujer en la obra. Como ya hemos visto, Pardo Bazán reivindicó incansablemente los derechos de la mujer. No en vano, ella misma sufrió las consecuencias de la falta de libertad y los prejuicios que padecían las mujeres en la época. Lee algunos de los textos de doña Emilia sobre este asunto, conoce la «Biblioteca de la mujer» que ella misma emprendió, y analiza a los personajes de Nucha y Sabel desde este punto de vista.
Compartir:
FacebookTwitterLinkedIn

Sin Comentarios

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *