Recientemente 2eNews (publicación que se especializa en la doble excepcionalidad en California) me pidió que les escribiera un artículo sobre mi experiencia profesional en los diferentes lugares del mundo donde he trabajado en el campo de las Altas Capacidades (AACC). Me gustaría compartir aquí unos puntos importantes que menciono en el artículo, y los que considero pueden ayudar al profesorado para entender mejor a las alumnas y alumnos con Altas Capacidades.

A lo largo de la última década me encuentro con profesores que llegan a conferencias con el anhelo de encontrar el Grial de las AACC y desgraciadamente no existe. ¿Por qué? Pues la respuesta es muy sencilla: La neurodiversidad. Una vez el docente comprende que se encuentra delante de un colectivo diverso y con alumnos atípicos, entonces, empieza a darse cuenta de las necesidades educativas únicas de cada alumno.

Desgraciadamente, la concepción del profesor como la única fuente de conocimiento y sabiduría ya no es válida en la sociedad actual del SXXI, y especialmente entre el colectivo de las AACC. Muchos docentes confunden el comportamiento desafiante de sus alumnos con arrogancia, en vez de observar que ese comportamiento es una forma de comunicación menos vulnerable para pedir ayuda. Es necesario hacer referencia a la sobreexcitabilidad de Dabrowsky, para comprender el comportamiento de muchos de estos alumnos y no confundirlo con TDAH.

No debemos menospreciar el impacto cultural y socioeconómico en este alumnado. Lo que una sociedad celebra, otra sociedad menosprecia e incluso crea falsos mitos o estereotipos. El docente debe conocer a sus alumnos y comprender la situación en la que se encuentran a diario, por eso es esencial tener un buen canal abierto entre las familias y el centro educativo.

Muchos de nuestros alumnos se encuentran en situaciones vulnerables y debemos dar prioridad a sus necesidades socioemocionales para fomentar su estabilidad emocional. De no ser así, tenemos la lucha perdida en cuanto al aprendizaje académico y el desarrollo de su potencial.

Desgraciadamente, hay un gran número de alumnos sin identificar, lo que crea una frustración inicial al alumno debido a la falta de estimulación en el aula, pero lo espeluznante es que se pueda llegar a un fracaso escolar e incluso a tener problemas psicológicos en la vida adulta. ¿Nos damos cuenta que al no identificar y diferenciar el currículum estamos perdiendo a grandes genios de nuestro país al pasar desapercibidos? No hablemos de una fuga de cerebros a lo largo de años recientes debido al desempleo, concentrémonos en estimular y despertar esas grandes mentes que ya tenemos, pero que continúan siendo invisibles.

Considero que hay gran diferencia de género y el profesor se convierte en astuto sabueso para detectar los alumnos con altas capacidades pero no de muchas de sus alumnas, quienes son muy hábiles para esconderse y pasar desapercibidas como los camaleones; ya sea por el miedo al estigma social, al acoso o simplemente al cambio. A mi parecer, aquí encontramos claramente reflejado el impacto sociocultural en estas alumnas. ¿Por qué se identifican a más niños que niñas?

Para finalizar, me gustaría compartir una idea que me ronda por la cabeza recientemente. Todos conocemos a algún profesor que aún delante de un informe psicológico nos dice: “yo no lo veo”. Después de 20 años en la docencia no logro comprender este tipo de respuesta y me atrevería a decir que este tipo de docente prefiere ignorar las señales o necesidades educativas de este colectivo, no simplemente porque sea más fácil su trabajo, sino porque no sabe cómo ayudar.

Los docentes son la clave en toda esta cuestión y si no les damos la necesaria formación y herramientas para poder hacer su trabajo, no podemos esperar que lo hagan por arte de magia.

 

También te puede interesar Decálogo para detectar las Altas Capacidades en tus alumnos y alumnas o El yoga y las necesidades educativas especiales.

Compartir:
FacebookTwitterLinkedIn

Sin Comentarios

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *