¿La educación puede cambiar el mundo? Si es así, ¿por dónde empezamos? Desde nuestras aulas podemos poner muchos granos de arena. Hemos planteado a tres expertos cuáles son, para ellos, los valores básicos para semejante empresa.  Josep MAria Puig, Marina Subirats y Maria Rosa Buxarrais lanzan sus propuestas.

Marina Subirats

Marina Subirats

Socióloga y experta en educación de género

  • En primer lugar, sin duda,  la no violencia. Si seguimos fomentando la violencia ponemos en riesgo la supervivencia de la humanidad sobre el planeta.
  • En segundo lugar, la igualdad. Estamos en un proceso de aumento de las desigualdades (tanto en aspectos económicos, como educativos, de género, etc.) que constituye también una amenaza para la supervivencia.  
  • Y en tercer lugar, pero no menos importante, el cuidado de la vida, como forma básica de mantener la naturaleza y la propia vida humana sobre la Tierra.

 

Josep Maria Puig

Josep Maria Puig

Catedrático de Teoría de la Educación de la Universitat de Barcelona

En mi opinión los valores no se pueden imaginar en una lista donde señalar los tres primeros, los valores son como nudos de una malla, todos conectados unos con los otros. En cada momento y en cada situación precisamos algunos más que otros, pero los que necesitamos nos relacionan con todo el resto. En fin, que nos hacen falta todos los valores en momentos y dosis distintas de acuerdo con los problemas más acuciantes de cada situación concreta.

A pesar de esto, creo que lo que contribuiría a mejorar la vida humana sería el abandono de las ideas, las políticas, las leyes y las instituciones que ponen por encima de todo el lucro, el interés, el beneficio, la competición y la acumulación infinita de riqueza. La economía debe estar al servicio de la vida y no al revés. Cambiar estos valores nos haría mejores, más felices y con posibilidades reales de evitar una catástrofe ecológica.

 

Maria Rosa Buxarrais

Maria Rosa Buxarrais

Catedrática de la Facultad de Educación de la Universitat de Barcelona

Los tres valores básicos para cambiar el mundo son la libertad, el respeto y el amor.

  • La libertad es un valor que depende de cada uno de nosotros, el querer o no actuar para cambiarlo. No significa que hagamos lo que queremos hacer sin más, implica tener en cuenta a los demás, es decir, valorar la repercusión que nuestras acciones tienen, no únicamente para nosotros mismos, sino para los demás y el mundo. Puede que sea un ideal. Así pues, aunque pensemos que somos libres, existen muchos condicionantes que nos conducen a actuar de una forma determinada. Se trata únicamente de tomar conciencia de ello.
  • Por otra parte, en una sociedad diversa y pluralista como la que tenemos, el respeto es otro valor básico. El respeto empieza por uno mismo y se expande en el reconocimiento y consideración de la dignidad de las demás personas. Conlleva, además, un sentimiento de reciprocidad. El respeto a la diversidad de ideas, opiniones, formas de ser, etc. garantizan una convivencia armónica.
  • El amor sería el tercer valor. Éste lo incluye todo: servir, dar, compartir, respetar, tolerar, convivir. El sentirnos amados fomenta nuestra autoestima y nuestra capacidad de amar a los demás.
Compartir:
FacebookTwitterGoogle+LinkedIn

Sin Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *