El último día de clase suele ser un día de sentimientos encontrados. Por un lado, tus estudiantes están contentos porque empiezan las vacaciones. Por el otro, también saben que durante un tiempo no verán a muchos de sus amigos ni a sus profesores.

Sea como sea, es importante que tus alumnos se lo pasen en grande el último día de curso. Al fin y al cabo, será el recuerdo más fresco que tendrán de la escuela durante las vacaciones. Te presentamos varias propuestas para convertir el último día en las aulas en una jornada inolvidable. ¡Adelante!

  • Escribir una carta: podrías pedir a tus alumnos que escriban una carta dirigida a los estudiantes que el próximo curso estarán en su aula. En ella tendrán que explicar qué actividades interesantes han hecho durante el año, qué materias les han resultado más difíciles o qué han aprendido. 

Esta carta, además de ser útil para los alumnos venideros, te podría servir para mejorar tus clases, ya que sabrás qué actividades han sido bien recibidas o qué han     aprendido.

  • Agradecimientos: tus alumnos podrían escribir algo bueno de todos los compañeros del aula y agradecerles el año que han vivido juntos. También podrían hacerlo con el personal del colegio. En ocasiones no valoramos suficientemente a la gente de nuestro alrededor, y esta sería una oportunidad genial para tus alumnos de darles las gracias a todos los que les han hecho disfrutar del año.
  • Nominaciones: en esta actividad tus alumnos podrían nominar a sus compañeros con el título del más divertido, el más hablador, el más educado, etc. Sería una forma fantástica de resaltar las características positivas de todos tus alumnos.

Seguidamente, tras recibir la nominación podrías proponerles que dieran un discurso de agradecimiento. Además de divertirse, ¡practicarán la exposición oral!

  • La canción del año: cada uno de tus alumnos podría escoger una canción que represente su año académico. Después, y delante de sus compañeros, tendrían que mostrarla y explicar por qué la han escogido. Y, por qué no, podrían crear una pequeña coreografía o cantarla.

Es importante que tus alumnos se diviertan el último día de clase, ya que se irán de vacaciones con buen sabor de boca. Así pues, podrías aplicar alguna de estas propuestas para que se lo pasen genial. ¡Tendrán muchas ganas de volver a las clases!

Si este post te ha resultado interesante, echa un vistazo a estas propuestas para seguir aprendiendo en vacaciones o libros infantiles para viajar este verano.

Compartir:
FacebookTwitterGoogle+LinkedIn

Sin Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *