Sentir miedo es una respuesta natural y necesaria que todos hemos tenido en algún momento. El miedo nos sirve como señal de alarma ante lo desconocido, como aviso ante un posible peligro… pero también es una interesantísima herramienta de aprendizaje y de autoconocimiento.

Esta emoción cobra especial importancia en los más pequeños, dado que en su proceso de crecimiento es más difícil distinguir lo real de lo imaginario y perciben el mundo que les rodea como un enorme amasijo de preguntas sin responder. Entre los 3 y 6 años se trata de una experiencia tan habitual que hay expertos que consideran que tiene una función de supervivencia de la especie que durante miles de años ha servido para apartar a niños y niñas de los potenciales peligros.

Por ello es muy importante armarse de paciencia, toneladas de cariño y un buen puñado de buenos recursos para ayudar a los peques en este proceso. ¿Quieres algunas ideas? A continuación hemos recogido 5 interesantes propuestas que esperamos que puedan serte de mucha utilidad:

  1. ¿Quién está en la ventana?: Este libro interactivo para peques a partir de 3 años es una genial manera de descubrir que aquellas cosas que nos suelen asustar en el fondo no son tan oscuras como parecen… Lo que vemos por la ventana parece un monstruo terrible, pero al pasar la página se desvela que es un nido de pequeños pollitos o un jardín con flores. ¿Te atreves a mirar a través?
  2. Inspira, expira…: Aprender a controlar la respiración puede ayudar enormemente al niño o niña a no perder la calma ante sus temores y miedos. El yoga, que tiene las técnicas respiratorias como uno de sus elementos principales, es una de las maneras más sencillas de hacerlo, siempre que se enseñe de forma lúdica y adaptada a los más peques. ¿No sabes por dónde empezar? ¡Echa un vistazo al libro Juguemos a hacer yoga!
  3. Historias inspiradoras: ¿Y si descubrimos juntos las hazañas de algunos intrépidos personajes? Puedes utilizar cuentos cuyos protagonistas se ven envueltos en aventuras que podrían asustar al más valiente, pero que logran salir adelante con astucia e ingenio. Es especialmente interesante no elegir historias de superhéroes imaginarios, sino escoger personajes cercanos y con los que el niño o niña pueda identificarse. Te recomendamos, por ejemplo, Nunca os fieis de los tigres.
  4. El pánico de Trixi: Trixi es una pequeña tricerátops que huye cuando conoce a una minúscula mariquita. Gracias a sus tres amigos (los pequeños dinosaurios Bronto, Dacti y Rex) aprenderá que pueden llevarse bien y que no siempre hay que temer a lo que desconocemos. ¡Descubre este y otros libros de nuestra colección Kidsaurios!
  5. ¡Quita la careta a tus monstruos!: Otra interesante forma de utilizar los cuentos para trabajar los miedos es desdramatizar los personajes que puedan generar algo de temor al niño o niña hablando de ellos, dibujándolos, poniéndoles voces… ¿O por qué no nos disfrazamos de ellos y montamos un pequeño teatro? Nos gusta tanto la idea que hemos querido ponértelo fácil, y hemos añadido a nuestra sección de descargables un par de temibles caretas. ¡Elige tu favorita!

¿Qué te parecen estas propuestas? ¡Nos encantaría conocer tu opinión! También puedes descubrir más títulos de VVKids con estas 5 geniales ideas para despertar la creatividad con libros.

Compartir:
FacebookTwitterGoogle+LinkedIn

Sin Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *