Hoy en día, los niños y niñas tienen una multitud de opciones a la hora de jugar, alternativas para todos los gustos. Sin embargo, con todos los muñecos, consolas, cochecitos, peluches, a veces se nos olvida que lo que más puede despertar su imaginación y conocimiento del mundo a través del juego son… ¡los libros!

A continuación, te damos algunas ideas para incorporar la lectura en sus hábitos de juego diario:

  • Asimilar la lectura como juego: Puede que algunos de los niños y niñas asocien los libros con el trabajo de escuela. Es por ello que es una buena idea asimilarlo como un juego más y una forma fácil de hacerlo es colocar los libros en el sitio adecuado de la casa. Te proponemos crear una caja pintada de un color llamativo, llenarla de libros y colocarla en su zona de juego. Es importante que no sean muchos, eso sí, asegúrate de que regularmente vayan cambiando. De este modo, los peques los cogerán instintivamente como un juego más.
  • Jugar con los libros: Una idea para motivar la lectura es crear juegos con ella. Un juego muy interesante es darles un pequeño muñeco o figurita que tenga que ver con un elemento de la historia y pedirles que te avisen en cuanto hayan encontrado este elemento en el libro. Por ejemplo, con el libro Las Fábulas de Esopo, después de comprobar si tienes alguna figura de los animales que aparecen, como un pájaro, puedes pedirles que te avisen cuando lo hayan encontrado.

  • Crear un juego para seleccionar la lectura nocturna: ¡Esta idea siempre encanta a los más peques y es una fábrica de sonrisas! Te proponemos crear un saco de tela o papel y pedir a los niños y niñas que lo pinten. Adórnalo con las letras “Cuéntame un cuento” e introduce en su interior papeles con los últimos títulos de libros que has incorporado a la biblioteca familiar. Ellos mismos podrán meter la mano en el saco antes de irse a dormir y descubrir qué cuento leerán o les leerás esa noche.
  • Regalar libros con los que jugar cooperativamente: Por ejemplo, nuestro libro Juguemos a hacer yoga permite muchas opciones de juegos interactivos entre hermanos y hermanas o cuando vienen los amigos del colegio. Un ejemplo que te proponemos es el siguiente: uno de los niños abre el libro y escoge una imagen con una postura de yoga, que ejecuta y muestra a sus amigos. ¡Los demás tienen que adivinar el animal que está representando!
  • Montar un rincón mágico de lectura: ¡Para ello no se necesita un espacio excesivo! Puedes adaptarlo completamente a las posibilidades de tu hogar y utilizar desde unos cojines en el suelo hasta montar lugares más decorados como pequeñas cabañas con lucecitas. Eso sí, asegúrate que es un entorno bonito que invite a la lectura y con unas estanterías o cajas de libros a su alcance.

¿Te atreves a probar nuestras ideas? Si te animas a llevar a cabo alguna de ellas, puedes sacar una fotografía y etiquetarnos en Instagram en vv.kids… ¡compartiremos todas ellas con nuestros seguidores! La creatividad compartida siempre crece 🙂

Compartir:
FacebookTwitterGoogle+LinkedIn

Sin Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *